La guerra espiritual y las profecías del fin chocan

La noche casi termina; el día casi está aquí. Por tanto, dejemos a un lado las obras de las tinieblas y vistámonos con las armas de la luz. Romanos 13: 11-12