Solo la Biblia – Se abrieron los libros (segunda parte)

«Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado sobre él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo; y no fue hallado lugar para ellos. Y VI LOS MUERTOS, GRANDES Y PEQUEÑOS, de pie ante Dios; y “LOS LIBROS” FUERON ABIERTOS; Y OTRO LIBRO FUE ABIERTO, EL CUAL ES EL LIBRO DE LA VIDA; y fueron juzgados los muertos POR LAS COSAS QUE ESTABAN ESCRITAS EN “LOS LIBROS”, según sus obras.»





Apocalipsis 20:11-12

La palabra griega para «libros» EN AMBOS VERSÍCULOS es «Biblia». Los muertos no salvos NO SON JUZGADOS SEGÚN la tradición, ni según dogmas fabricados por una religión.

NO SON JUZGADOS por «reglas» INVENTADAS por alguna religión – INVENTADA A SU VEZ POR PECADORES MORTALES – sobre que constituye «buena conducta cristiana».

Los muertos no salvos SON JUZGADOS ¡por la Biblia!

Y SÓLO POR la Biblia.

ESO ES “Sola Scriptura”.

Que esta CONTUNDENTE DECLARACIÓN se encuentre EN EL ÚLTIMO LIBRO DE la Biblia es muy significativo.

Dios está diciendo: «AQUÍ ES DONDE MI LIBRO TERMINA».

Él está diciendo «POR ESTOS “LIBROS” (Apocalipsis y los que lo preceden que, EN CONJUNTO, forman el Libro de los Libros) los no salvos SERÁN JUZGADOS».

Cuando combinamos esta declaración con Apocalipsis 19:9, Apocalipsis 22:7,9 (citados abajo) – y con la magna advertencia dada POCOS VERSOS más tarde acerca de AÑADIR o RESTAR a la Palabra de Dios (Apocalipsis 22:18-19), es obvio que ESO ES, EN EFECTO, lo que Dios dice.

«Y el ángel me dijo… ESTAS SON LAS PALABRAS VERDADERAS de Dios.» (Apocalipsis 19: 9)

«He aquí, yo vengo pronto! Bienaventurado el que guarda las palabras de la profecía DE ESTE LIBRO.

Y yo Juan vi estas cosas, y los oyó. Y cuando hube oído y visto, me postré para adorar a los pies del ángel que me mostraba estas cosas.

Entonces él me dijo: Mira que no lo hagas: porque yo soy consiervo tuyo, de tus hermanos los profetas, y con los que guardan las palabras DE ESTE LIBRO: Adora a Dios» (Apocalipsis 22:7, 9)

Nuestro Dios es TAN GRANDE que Él nos dijo DONDE SU LIBRO «COMIENZA» (Génesis 1:1) y donde «TERMINA»!

Pero “no es posible” que TODO LO QUE CADA SER HUMANO que haya vivido haya hecho esté escrito en la Biblia…

Oh, ¿no?

Evidentemente, no has leído el Salmo 139:

«Tus ojos me vieron cuando yo sólo era un feto: TODOS LOS DÍAS (DE MI VIDA) fueron escritos en Tu Libro ANTES QUE uno solo de ellos sucediera.» (Salmo 139:16).

Una cosa que el Código de la Biblia ha probado es que hay múltiples dimensiones y niveles de información en la Palabra escrita que VAN MÁS ALLÁ DEL TEXTO SUPERFICIAL (el que podemos leer con nuestros ojos humanos).

Este versículo dice claramente QUE CADA EVENTO, CADA ACTIVIDAD, CADA PALABRA, CADA PENSAMIENTO que cada persona ha experimentado, hecho, hablado o entretenido en su  mente – cada día que estuvo en la tierra – ha sido registrado en el Libro de Dios – ANTES QUE CUALQUIERA DE ELLOS sucediera en el espacio-tiempo.

¡Gloria a Dios por todos los eones de la eternidad!

TODO LO QUE HEMOS HECHO, sentido, dicho y pensado ESTÁ AHÍ, DE UNA FORMA U OTRA.

Como dice el viejo himno (de vez en cuando ACIERTAN): «¡Señor, CUAN GRANDE eres!!!»

TODOS los que han tratado en vano de desacreditar a la Biblia, O DE MINIMIZAR SU IMPORTANCIA, recibirán el SHOCK de sus vidas rebeldes e impenitentes, cuando sean juzgados por… ¡LA BIBLIA!

Y SÓLO POR la Biblia.