Puesto que el arrebatamiento no ha sucedido aun… algunos ignorantes de la Biblia ASUMEN – SIN NINGUNA EVIDENCIA PARA APOYARLO – que las 70 semanas NO conducen a la Segunda Venida de Cristo sino que llevan al arrebatamiento.


No tienen NINGUNA prueba bíblica. No ofrecen argumentos válidos. Y sin embargo, empujan caprichosamente su falsa doctrina, en el proceso mostrando total desprecio por la Palabra de Dios.

Quieren que acepte su teoría tonta sólo porque se les ocurrió «A ELLOS».

Aquí no basamos NINGUNA ENSEÑANZA en OPINIONES humanas.

«PORQUE YO LO DIGO» nunca ha sido un argumento convincente y NUNCA LO SERÁ.

Lo hemos dicho antes, y lo repetimos ahora para beneficio de nuevos lectores, y para aquellos que necesitan oír (o leer) algo 100 veces ANTES de entenderlo:

No tenemos respeto por aquellos que NO RESPETAN la Palabra de Dios.

Aquí está LO QUE DIOS DICE:

(Hablando con Daniel a través de Gabriel)

“Setenta semanas han sido decretadas SOBRE TU PUEBLO y SOBRE TU SANTA CIUDAD, para poner fin a la transgresión, para terminar con el pecado, para expiar la iniquidad, para traer justicia eterna, para sellar la visión y la profecía, y para ungir el lugar santísimo.” (Daniel 7:24)

DIOS dice claramente que las 70 semanas están determinadas para «TU PUEBLO” (en contexto, para el pueblo de Daniel).


RECIBE ACTUALIZACIONES


¿Fue Daniel alguna vez parte de la Iglesia?

No. No había IGLESIA en el siglo VI A.C. (Mateo 16:18). ¡El pueblo de Daniel era y es, LOS JUDÍOS!

Por lo tanto, las 70 semanas FUERON DETERMINADAS PARA los JUDÍOS, NO para gentiles. Y la Iglesia está compuesta MAYORMENTE de GENTILES (Romanos 11:25-26)

No están determinadas «sobre la Iglesia» y, por lo tanto, NO PUEDEN CONDUCIR AL arrebatamiento, NI TERMINAR CON el arrebatamiento. Por supuesto, habrá ALGUNOS judíos que se convertirán a Jesús en los ULTIMOS momentos de esta era, y serán arrebatados (Joel 2:32)

Por supuesto, muchos QUE REALMENTE SON JUDÍOS MESIÁNICOS (hablo de judíos etnológicamente hablando, de linaje hebreo y no gentiles judaizados) ya son salvos y, por lo tanto, PARTE DE LA IGLESIA.

Pero los judíos representan UN PORCENTAJE MUY PEQUEÑO del Cuerpo de Cristo. La Iglesia es PREDOMINANTEMENTE gentil (Apocalipsis 7: 9).

Las 70 semanas están determinadas SOBRE EL PUEBLO JUDÍO, y SOBRE «SU CIUDAD SANTA».

¿Cuál fue – y es – la «CIUDAD SANTA» de Daniel?

¿Nueva York? ¿Las Vegas? ¿Los Ángeles? ¿París? ¿Ginebra? ¿Chicago? ¿Londres?  ¿Kingston? ¿Buenos Aires? ¿Bogotá? ¿San Juan? ¿Ciudad del Cabo? ¿El Cairo?   (¿Roma???… menos, que va).  No.  Ninguna.

Es Jerusalén.

Jerusalén ya existía en el siglo VI A.C.  Es donde vivió Daniel antes de ser llevado cautivo. Jerusalén fue designada la capital de Israel alrededor de 1.000 A.C. Y existe todavía.

Las 70 semanas tienen que ven con JERUSALÉN, como se indica claramente en este versículo y en los tres versículos que le siguen:

» Sabe, pues, y entiende, que desde la orden de regresar y edificar a Jerusalén hasta el Mesías Príncipe, HABRÁ SIETE SEMANAS, Y SESENTA Y DOS SEMANAS; la plaza volverá a ser edificada, y el muro, en tiempos de angustia”.

26 Y después de las sesenta y dos semanas se quitará la vida al Mesías, mas no por sí; y el pueblo del príncipe que ha de venir (Tito y el ejército romano en 70 A.D.), DESTRUIRÁ LA CIUDAD (Jerusalén) Y EL TEMPLO (también en Jerusalén); con inundación será el fin de ella, y hasta el fin de la guerra las desolaciones están determinadas.

«Y Él confirmará el pacto con muchos por una semana, pero a la mitad de la semana pondrá fin al sacrificio y a la ofrenda de cereal. Sobre el ala de abominaciones vendrá el desolador, HASTA LA DESTRUCCIÓN COMPLETA, la que está decretada, sea derramada sobre el desolador» (Daniel 9: 25-26-27).

(Esto es exactamente lo que hicieron los romanos en el año 70 DC a Jerusalén, no dejando piedra sobre piedra, Mateo 24:2, Marcos 13:2)

La PROFECIA DE LAS 70 SEMANAS está TOTALMENTE relacionada con la construcción DE JERUSALÉN, la destrucción DE JERUSALÉN, y la RECONSTRUCCIÓN DE JERUSALÉN.

¿CÓMO, entonces, pueden las «7 semanas» Y «62 semanas» apuntar al arrebatamiento de la Iglesia, CUANDO MENOS DEL 1% de la población de Jerusalén es cristiana?

La composición étnica de Jerusalén (a partir de 2016):

Población total: 865.721

 • Judíos 64%

 • Árabe 35%

 • Cristianos y otras minorías 1%

Si las 70 semanas apuntaran al arrebatamiento de la Iglesia, Y MENOS DE 8,700 de los moradores de Jerusalén son cristianos, entonces LA NOTICIA PARA LOS CRISTIANOS SERÍA SUMAMENTE DEPRIMENTE, pues significaría que MUY POCOS cristianos serían arrebatados.

¿Cómo podría entonces aparecer la Iglesia en el Cielo, delante del trono de Dios como «UNA GRAN MULTITUD, que NADIE PUEDE CONTAR»? (Apocalipsis 7:9, 14)

¡Ups!

¿Cómo puede LA ENORME MULTITUD ser de “toda tribu, pueblo, lengua Y NACIÓN” SI LAS 70 SEMANAS SOLO están relacionadas CON JERUSALÉN?

Eso también significaría, QUE CUALQUIER CRISTIANO NO VIVIENDO EN JERUSALÉN SE QUEDARÍA y NO sería arrebatado.

Otro «ups»!

Un último punto: Daniel 9:24 (citado arriba) claramente dice que las 70 semanas están determinadas «PARA SELLAR LA VISIÓN Y LA PROFECÍA».

La profecía, por lo tanto, permanecerá «sellada», al menos en parte, HASTA EL FINAL DE LA SEMANA 70.

Cuando la semana 70 TERMINA – toda profecía habrá sido abierta y revelada.

La palabra para «sellar» es chatham, la misma palabra usada en Daniel 12:4 y Daniel 12:9 donde Dios le dice a Daniel que la profecía permanecerá «sellada» HASTA «el tiempo del fin».

La profecía es DESTAPADA en el Libro de Apocalipsis, por el mismo Jesús, que quita los sellos, uno por uno (Apocalipsis 6:1).

El arrebatamiento de la Iglesia OCURRE cuando Jesús ABRE EL SEXTO SELLO (Apocalipsis 6:12; 7:9).

La Tribulación, el reino del Anticristo, y la Segunda Venida ocurren DESPUÉS DEL ARREBATAMIENTO, cuando Jesús levanta EL SÉPTIMO (Y ÚLTIMO) SELLO. (Apocalipsis 8:1)

Si ALGUNA PROFECÍA debe permanecer «sellada» HASTA el final de la semana 70, y las 70 semanas conducen al arrebatamiento, ¿COMO PUEDE, después del arrebatamiento, (que sucede bajo EL SEXTO SELLO) QUEDAR TODAVÍA UN SELLO POR ABRIR?

No hay manera en el cielo, la tierra, o el infierno que esta profecía apunte al arrebatamiento.

Esta profecía apunta a la Segunda Venida de Cristo.

El arrebatamiento es PARA LA IGLESIA (principalmente para creyentes GENTILES).

La Segunda Venida, 3 años y medio después, es PARA LOS JUDÍOS: (Daniel 12:7).  Y, posteriormente, para TODOS los israelitas naturales…

Ninguna cantidad de especulación, de deseo carnal, o de auto-exaltación, pueden cambiar la verdad.

A propósito, ASÍ es CÓMO se presenta un argumento BÍBLICO para apoyar una enseñanza:

Romanos 3: 4:

«Que DIOS sea VERDADERO, Y TODO HOMBRE UN MENTIROSO».  Tenemos a JESÚS y la Biblia que apoyan esta enseñanza, ¿QUÉ tienes TU?