La Anunciacion



“Y al sexto mes, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen prometida con un varón que se llamaba José, de la casa de David; y el nombre de la virgen era María.

Y el ángel vino a ella, y dijo: ¡Salve, muy favorecida! El Señor es contigo: Bendita tú entre las mujeres.

 … Y el ángel le dijo: No temas, María, porque has hallado gracia delante de Dios. Y he aquí, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS.  Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios dará el trono de David su padre; Y REINARÁ sobre la casa de Jacob PARA SIEMPRE. Y SU REINO NO TENDRÁ FIN” (Lucas 1:26-33)


Si algún día vas a Nazaret, y decides visitar los lugares sagrados te encontrarás no una, sino DOS lugares llamados “iglesias de la Anunciación”:

Basílica católico romana de la Anunciación.

Una es católica romana, llamada Basílica de la Anunciación, construida sobre una cueva que, según la tradición, también era la casa de María y donde Gabriel hizo el importante Anuncio.

La otra es la Iglesia Ortodoxa Griega de la Anunciación, la cual tiene tres nombres. Data de la era de la Palestina bizantina, fue reconstruida durante la época de las Cruzadas, y de nuevo en el siglo XVIII bajo el gobierno de Daher el-Omar, el gobernador árabe de Galilea.

Además del nombre con el cual oficialmente se le designa, también se llama Iglesia Ortodoxa Griega de San Gabriel e Iglesia del Pozo de María.

La Basílica de la Anunciación se estableció en el lugar donde, según la tradición católica, la anunciación tuvo lugar. La Tradición ortodoxa griega, por el contrario, sostiene que este evento ocurrió cuando María estaba sacando agua de un manantial local en Nazaret, y dicha Iglesia Ortodoxa Griega de la Anunciación se construyó en ese lugar alternativo.

Se le llama así porque fue construida sobre un manantial donde, según la tradición cristiana oriental, el ángel Gabriel dio el mensaje que cambió la vida de María, la vida de tantos, y cambió al mundo.

El ángel le dijo a María que llevaba al hijo de Dios. Y una vez que ingresas a esta iglesia, puedes entender el tercer nombre. En la iglesia, verás agua fluyendo. Esta agua corre hacia el sitio cercano, llamado en inglés Mary’s Well (que se encuentra a unos 140 metros de distancia). Por eso también se llamó Iglesia del Pozo de María.

Como mencionamos, esto supuestamente sucedió mientras María iba al manantial a buscar agua que luego llevaría a casa.

Por razones obvias, AMBAS tradiciones juntas NO PUEDEN SER verdad.

¿Cuál es la correcta entonces?

Basándonos estrictamente en lo que dicen las Escrituras, favorecemos la tradición ortodoxa oriental simplemente porque ellos estaban allí mucho antes que los romanos, y porque el manantial tiene mucho sentido, ya que tenemos Escritura tras Escritura que se refieren a Jesús como el manantial de “agua viva”:

Isaías 12:3:

“Con gozo sacarás agua de los manantiales de la salvación.”

(La palabra hebrea usada para “salvación” en este pasaje es haYeshua, que es el  Nombre hebreo/arameo de Jesús).

 Jeremías 2:13:

“Mi pueblo ha cometido dos pecados: ME DEJARON A MÍ, MANANTIAL DE AGUA VIVA, y han cavado sus propias cisternas, cisternas rotas que no retienen agua.”

Jeremías 17:13:

“Los que se apartan de ti serán escritos en el polvo, porque dejaron a Jehová, EL MANANTIAL DE AGUA VIVA.”

Juan 7:38 (Jesús hablando):

“El que cree en mí, como dice la Escritura, DE SU INTERIOR CORRERÁN RÍOS DE AGUA VIVA”.

Aquí tenemos UN PERFECTO EJEMPLO DE POR QUÉ NO SE DEBE formular doctrina basada en tradición.  Las tradiciones pueden ser correctas o incorrectas. La Palabra de Dios SIEMPRE ES CORRECTA.

Para aquellos que insisten en elevar “tradiciones de hombres” al nivel de autoridad e infalibilidad de la Palabra de Dios escrita, les digo:  Lo hacen para su propio detrimento y autoengaño.

Lo que sí sabemos, de manera inequívoca, por la Escritura, es que Jesús nació en la fiesta de Sukkot (Tabernáculos).  Jesús era judío, y toda la Biblia, tanto Antiguo como Nuevo Testamentos, fue escrita POR JUDÍOS.

El muy judío Juan dice que “el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros” (Juan 1:14).

La palabra griega para “habitó” en este pasaje, skenoo, significa tabernáculo (y, aunque no exista semejante palabra en español, habría que traducirla literalmente como “El Verbo se hizo carne y “tabernaculó” entre nosotros.”

Esto plantea la pregunta: si Cristo nació en Sucót, y el embarazo de María duró aproximadamente 9 meses, ¿cuándo tomó lugar la Anunciación de Gabriel?

Si contamos 9 meses hebreos hacia atrás de Tishri 15 (Sucót), vemos que la Anunciación habría sucedido durante la Fiesta de Jánuca.

 Esto es importante por dos razones:

1. Jánuca es mencionado por Josefo, y conocido en los círculos judíos como, el Festival de la Luz (Antigüedades, Libro 12, capítulo 7, párr. 7)

Según la tradición judía, Jánuca es cuando el aceite sagrado (Éxodo 27:20) que se usaba para prender la lámpara del templo (menorah) duró milagrosamente 8 días. No sabemos si esa historia es cierta o no.

Qué apropiado, entonces, que el nacimiento milagroso de LA LUZ DEL MUNDO fuera anunciado durante ese tiempo especial, llamado “festival de LA LUZ”.

Históricamente, Jánuca (Kislev 25) es cuando el templo de Dios fue recuperado y purificado.

Qué significativo que el nacimiento del Redentor, que había de recuperar el Templo de Dios, y purificarlo CON SU SANGRE PARA SIEMPRE, se anunciara durante Jánuca.

2. El libro históricamente fiable de 2 Macabeos específicamente nos dice que Jánuca – que NO ES uno de los moedim (Fiestas del Señor) establecidas en Levítico 23 – se celebró en memoria de Sucót, que también dura 8 días (2 Macabeos 10:5-7).

Por lo tanto, el anuncio de Gabriel durante Jánuca señalaba que el nacimiento del Mesías – que había de PURIFICAR al templo humano y DEDICÁRSELO DE NUEVO A SÍ MISMO – sucedería en Sucót.

¡Cuán maravillosamente precisa es la Palabra de Dios!

¡Gloria a Jesús!

¡Qué benditos somos de tener a nuestra disposición ESTE TESORO INAGOTABLE!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .