Las Biblias en idiomas modernos, entre ellas el español, se refieren a TODOS LOS LUGARES donde los seres no salvos puedan ir como “infierno”.


Esta sobre-simplificación es la que ha traído mucha confusión, así como errores doctrinales. El Nuevo Testamento usa CUATRO PALABRAS GRIEGAS DIFERENTES para lo que solemos llamar “infierno”:

  1. Hades
  2. Abussos
  3. Tártaro
  4. Gehenna

Los tres primeros son lugares TEMPORALES. El Gehenna es ETERNO, y es el destino FINAL de todos los LOS NO SALVOS. Además, los términos “fuego eterno” (aionion to pur, Mateo 25:41) y “lago de fuego” (limnen tou puros, en los capítulos 19, 20 y 21:8 de Apocalipsis), se usan en referencia a Gehenna.

HADES – se refiere a TODO el mundo subterráneo y es equivalente a la palabra hebrea Sheol. También es traducido a veces en algunas versiones modernas como “el sepulcro”, “la tumba” o “la fosa”.  En general, es el lugar de los muertos.

Se entiende como un lugar de oscuridad separado de Dios.

ANTES DE LA RESURRECCIÓN DE CRISTO, Hades estaba compartimentado y TODOS LOS MUERTOS, tanto justos como injustos, iban al Hades, sin importar lo que escogieran en esta vida.

Lucas 16:23-26 dice que había una gran CISMA en Hades SEPARANDO a los muertos justos, en el seno de Abraham, y a los muertos malvados que estaban en tormento. Dicha CISMA impedía cruzar de un área del Hades a la otra.

ABUSSOS – Usualmente traducido como “abismo” o “pozo del abismo” (equivalente al hebreo tehom), se refiere a la porción del mundo subterráneo o Hades, en donde hay UNA SÚBITA CAÍDA o PENDIENTE.

Es un lugar MUY PERO MUY PROFUNDO EN EL MAR. La morada de los demonios: espíritus descarnados – que alguna vez fueron seres vivos con cuerpos – en tiempos de la civilización pre-Adámica, como vemos en Lucas 8:31, en donde Legión le pide a Jesús que NO los envíe allí.

Según Apocalipsis 9:1, hay un túnel que conduce hacia adentro y hacia afuera del abismo, que solo Dios (o aquel a quien El le de la llave) puede abrir o cerrar.  Y según Romanos 10:7, es de este lugar (del abismo), de donde Jesús ascendió resucitado de entre los muertos. Jesús subió del abismo y resucitó.  Muchos no saben o no reparan en este detalle, muy importante para la Salvación.

Según Job 41:32, el abismo es también el hogar de Leviatán, la serpiente del mar o el Dragón.

Es de ese abismo sin fondo de donde el Anticristo, el Hijo de Perdición, pronto subirá también resucitado de entre los muertos, reapareciendo en el planeta ante el asombro de la muy atribulada humanidad no salva. (Apocalipsis 11:7, 17:8) y

Finalmente, según Apocalipsis 20:3, el abismo es también el lugar donde el mismo Satanás será encarcelado por MIL AÑOS cuando Jesucristo regrese a la tierra, destruya a todos sus enemigos y juzgue a las naciones supervivientes, todo antes de la inauguración de su reino milenial.

EL TÁRTARO (TARTARUS) – Un lugar especial en el mundo subterráneo o Hades donde los ángeles malvados o caídos están aprisionados (2 Pedro 2:4, Judas 1:6).  En la mitología griega antigua el Tártaro es LA PARTE MÁS PROFUNDA DEL ABISMO que se utiliza COMO CALABOZOS DE TORMENTO Y SUFRIMIENTO PARA LOS MALOS.

La Ilíada (c. 700 AC) dice que Tártaro está “tan pero tan ABAJO en el Hades, como lo está el cielo sobre la tierra”.

Tártaro es conocido en la literatura judía helenística (extra-bíblica) del texto griego de 1ª de Enoc, escrito entre los años 400-200 AC.  1ª de Enóc 20:2 declara que “Dios puso al Arcángel Uriel a cargo del mundo y del Tártaro”. Es generalmente entendido como el lugar donde 200 de los “vigilantes” caídos (nefilím) están encarcelados.

GEHENNA – Esta palabra se compone de dos palabras griegas ge, que significa tierra y henna que significa “rojo”.

Mientras que la traducción literal de esta palabra, del griego, es “tierra roja”, en realidad este término Gehenna es una derivación del hebreo Gehinnom, o Ge Ben Hinnom, y se refiere a un lugar literal en el sur de Jerusalén muy conocido, y que toda Jerusalén conocía, llamado el Valle del Hijo de Hinom.

Este era el lugar donde, siglos atrás al tiempo de Jesús (aproximadamente unos 7-8 siglos a.C.), los israelitas apóstatas que adoraban a Baal, a Moloch, a Asera, a Astarté, a Dagón, y a otros dioses cananeos, sacrificaban a sus hijos, pasándolos por el fuego (2 Crónicas 28:3, 33:6).

Por lo tanto, se le consideraba un lugar maldito (Jeremías 7:31, 19:2-6), y ya en el tiempo de Jesús era un muladar, un lugar utilizado para  vertir y quemar la basura de Jerusalén continuamente, día y noche. Por esa razón, el fuego en ese lugar era perenne, nunca se extinguía, ya que continuamente se vertían desechos.

Aunque Gehenna se refería a un lugar local, Jesús lo usó a manera de ilustración para referirse AL LAGO DE FUEGO, que será el destino final de aquellos que lo rechacen, hasta el fin del Milenio. Jesús dijo que era mejor ir a la vida eterna con un solo ojo que teniendo ambos ojos ser echado en Gehenna (Mateo 18:9).

Nadie que reciba a Cristo en su corazón y sea salvo irá jamás a Gehenna.

Jesús usó EL BASURERO LOCAL de Jerusalén, el muladar público de la ciudad donde EL FUEGO NUNCA SE APAGABA, como vívido ejemplo de cómo es el Lago de Fuego.

Este dato ha sido usado como excusa conveniente por varias sectas herejes para negar la existencia del infierno y del lago de fuego.

En realidad existe el infierno?

Hoy en día, el valle de Hinom es un lugar verde y bastante tranquilo, y es difícil para la mente humana, el imaginar la clase de actos tan horrendos y aborrecibles que ocurrieron allí hace 2.700-2.800 años: En aquel entonces, gran parte de Israel estaba envuelto en idolatría macabra y extrema, hasta el punto de ofrecer a sus propios BEBÉS en sacrificio a los “dioses” cananeos.

Jesús usó repetidamente ese lugar, en el valle de Hinom, llamado Gehenna por los habitantes de Jerusalén, justo al sur de la misma, que para el primer siglo A.D. se había convertido EN EL BASURERO LOCAL, para REPRESENTAR el destino final de los incrédulos (de los malvados).

El hecho de que, eventualmente, con el sitio, destrucción y desaparición de Jerusalén en el año 70 AD., el fuego de Gehenna en Jerusalén se extinguiera con el paso de los siglos, ha llevado a muchos oportunistas religiosos a afirmar que, como Gehenna, así también es el caso del infierno.

Que las personas perdidas simplemente cesan de existir: Que REALMENTE NO HAY un lugar de tormento y castigo eterno para los incrédulos (los malvados)…

Que un DIOS de AMOR nunca permitiría tal cosa, mucho menos designaría un lugar para ese propósito.

Solo a un cretino se le ocurriría pensar que Jesús se refería LITERALMENTE al Gehenna terrenal, al sur de Jerusalén, como destino FINAL de los que persistan en su incredulidad. 

En primer lugar, NO CABRÍAN TODOS ahí.

Obviamente, así como habrá “nuevos cielos y NUEVA TIERRA donde perdurará la justicia” (2 Pedro 3:13), Jesús NO SE ESTABA REFIRIENDO LITERALMENTE al Gehenna TEMPORAL en Jerusalén, sino AL VERDADERO Gehenna que es ETERNO.

Como, en la época de Cristo, el fuego en el Gehenna de Jerusalén ARDÍA CONTINUAMENTE y NO SE APAGABA NUNCA, El lo usó simplemente para ilustrar como es el VERDADERO Gehenna, que NO ES terrenal, sino que se encuentra EN OTRA DIMENSION.

¿Qué esperan estos religiosos tontos?  ¿Qué Jesús conduciría a todos en UNA EXCURSIÓN GUIADA AL VERDADERO LAGO DE FUEGO?

Dado que el fuego de Gehenna ardía sin parar las 24/7, era el ejemplo perfecto.

Por tanto, el hecho de que el fuego del Gehenna TERRENAL finalmente se extinguiera, y que hoy no es más que un valle verde y sereno, es un argumento pobre. Vivimos en un ámbito TEMPORAL donde TODO – tarde o temprano – se termina.

Como nos recordó Pablo “las cosas VISTAS son TEMPORALES, las cosas que NO SE VEN son ETERNAS” (2 Corintios  4:18).

Jesús simplemente usó un lugar local, que todos HABIAN VISTO y conocían muy bien en aquel momento, para ILUSTRAR  EL LUGAR ETERNO. Él habló claramente de ciertas personas que irían al “FUEGO ETERNO preparado para el diablo y sus ángeles”. (Mateo 25:41)

Y, en ese pasaje, NO usa la palabra Gehenna, sino ‘aionion pur’ QUE SIGNIFICA LITERALMENTE “FUEGO ETERNO”.

Por lo tanto, el mismo Jesús REFUTÓ ese argumento lamentable.

Otros admiten que el fuego ES literal, pero que CONSUMIRÁ a las personas que vayan allí y que CESARÁN DE EXISTIR.  Pero eso NO TIENE SENTIDO. Si “DEJARAN DE” EXISTIR, ¿por qué entonces sería el fuego ETERNO?

Estas personas necesitan leer EL ANTIGUO TESTAMENTO que AMAN TANTO Y DEJAR de poner “LIMITES” al omnipotente y todopoderoso DIOS – en cuanto a lo que El  “puede” o “no puede” hacer.

Los seres espirituales son INMORTALES y capaces de experimentar ese fuego consumidor (que convertiría la carne en un chicharrón), SIN SER CONSUMIDOS.

El más vivo ejemplo de esto es cuando  Moisés se encontró con Dios en el Monte Sinaí y El le habló a través de la zarza que ardía, sin embargo, no se consumía. (Éxodo 3:2)

¿Pero, y que de Ezequiel 18:4 que dice “el alma que peca, MORIRÁ”?

Si el alma MUERE, ¿no significa eso que CESA DE EXISTIR?  No. En este mundo temporal pensamos en morir en términos FÍSICOS: EL CUERPO MUERE y PENSAMOS QUE han dejado de existir.

A decir verdad, ese espíritu y alma TODAVÍA EXISTEN y son INDESTRUCTIBLES.

Un espíritu muerto o alma muerta NO DEJA DE EXISTIR. LA MUERTE ESPIRITUAL ES simplemente ESTAR SEPARADO DE JESÚS QUE ES LA VIDA (Juan 11:25; 14:6).  En Él TODAS LAS COSAS Y LOS SERES SON. (Apocalipsis 4:11)

Fuera de Él, todas las cosas y seres NO SON, aunque aún EXISTAN.  TODO LO QUE NO ESTÉ EN EL, está MUERTO, AUNQUE TODAVÍA EXISTA.

Aquellos que EXISTEN SEPARADOS DE CRISTO, ESTÁN DOS VECES MUERTOS (Judas 1:12).  Es POR ESO QUE Apocalipsis 20:14 lo llama “la SEGUNDA muerte”.

Hay muerte FÍSICA donde el cuerpo físico se desintegra y vuelve al polvo. Hay MUERTE ESPIRITUAL que es la EXISTENCIA SIN CRISTO (sin La Vida), y en tormento.

Hay MUCHOS HUMANOS caminando alrededor de esta tierra ahora mismo QUE ESTÁN FÍSICAMENTE VIVOS, pero ESPIRITUALMENTE MUERTOS.

Si quieren la vida ESPIRITUAL (ETERNA), TIENEN QUE invitar a Jesús a entrar EN SUS CORAZONES y conectarse espiritualmente con Jesús.

Él es el camino, la Verdad y la Vida.  NO HAY VIDA APARTE de Él, ni siquiera para aquellos que existen.   NADIE va al Padre (Vida Eterna) EXCEPTO A TRAVÉS DE Jesucristo (Juan 14: 6).

Pero, ¿qué hay de aquellos que nunca han oído hablar de Jesús?

Dios CONOCE cada corazón humano. Y cada ser humano SE DA CUENTA, en algún nivel, que TIENE QUE HABER alguien MUCHO MAYOR QUE ellos mismos que CREÓ TODO a nuestro alrededor, SEA VISIBLE O INVISIBLE.

Dios MOVERÁ CIELO Y TIERRA para alcanzar a aquellos individuos que buscan a Dios el Creador CON TODOS SUS CORAZONES, sin importar quien Él pueda ser. (Jeremías 29:13)

Por último, pero no menos importante, ¿un Dios de AMOR enviará a la gente a ese lugar de tormento? En realidad, SE ENVÍAN A SÍ MISMOS.

Dios le dio a cada humano voluntad libre para elegir su propio destino eterno.

Si ELIGEN no recibirlo, SI NO QUIEREN NADA CON Jesús, eso significa que están deseando EXISTIR SIN El o EXISTIR EN OTRO QUE NO ES JESÚS.

Entonces, si es así, en vez de ser sus vidas purificadas y perfeccionadas por Su fuego consumidor en esta vida, SERÁN ATORMENTADOS eternamente después del juicio final.

En conclusión:

La palabra Sheol aparece 64 VECES en la Biblia. Infierno o “partes inferiores de la tierra”, en hebreo ‘beeretz tatyowt’, aparece 5 VECES

La palabra Hades aparece 11 VECES.  Abussos aparece 11 VECES.  El Tártaro UNA VEZ.  El fuego eterno aparece UNA VEZ.  Gehenna aparece 12 VECES.  El lago de fuego aparece 5 VECES.

‘Katachthoniōn’, que significa “debajo de la tierra”, aparece UNA VEZ.

Dios habla del infierno, de una manera u otra, un TOTAL DE 111 VECES. Esa es DEMASIADA HABLA para un lugar que “no existe”.

Tal vez, la mención más ominosa de un lugar de castigo, eterno, que corresponde al lago de fuego, y que lleva el TOTAL de menciones a 112, ocurre en Apocalipsis 14:10-11 sobre los que toman la marca de la bestia durante la tribulación. 

Miren lo que dice:

“Ellos serán “ATORMENTADOS CON FUEGO Y AZUFRE en presencia de los santos ángeles, y en la presencia del Cordero:

Y EL HUMO DE SU TORMENTO asciende para siempre jamás; y NO TIENEN NINGÚN DESCANSO, DÍA NI NOCHE, los que adoren a la bestia y a su imagen, y cualquiera que reciba la marca de su nombre”.

Dios dice POR LO MENOS 112 veces en Su Santa Palabra INFALIBLE que HAY FUEGO, o lugar de tormento para los no salvos.

De modo que, o Dios NOS MINTIÓ 112 VECES (bastaría UNA SOLA VEZ para hacerlo mentiroso), o los mentirosos SON AQUELLOS QUE CONTRADICEN A DIOS, negando que exista el infierno.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .