«Todos adoraron al dragón, porque le había dado su autoridad al monstruo, y también adoraron al monstruo. Decían: «No hay nadie tan fuerte como este monstruo. Nadie puede luchar contra él.»Apocalipsis 13:4 TLA

Hace ocho años, recibimos dirección por el Espíritu para revelar lo que sabíamos desde 2010, es decir, que Alejandro el Grande es el Anticristo que está por reaparecer. Hemos sido muy criticados por eso, por cristianos y no cristianos.

Para aquellos que aún no lo sabían y están leyendo estas líneas, entendemos perfectamente que cada uno tiene su propia opinión sobre el tema y no nos interesa en lo más mínimo cambiarla. Pero hay una sola opinión que realmente vale, y es la de Dios, esa es la única que importa.

¡Y sabemos lo que dice su palabra!

En general, los críticos seculares (historiadores, académicos, bibliógrafos, militares, lectores empedernidos, gente culta, etc.) se resienten con esto porque tienen una gran admiración por Alejandro Magno. Dicen que un héroe tan valiente, que contribuyó tanto al progreso de la civilización «no puede ser de ninguna manera» el malvado Anticristo anunciado por la Biblia (que de todos modos no creen).

En cuanto a los críticos religiosos, nos dicen que como «probamos» que Alejandro fue benevolente con los judíos en su primera venida, por tanto, «no puede ser» el Anticristo.

Otros fans y seguidores de Alejandro se muestran escepticos con la historia verídica y muy bien documentada en el Talmud (Yoma 63) y corroborada por el historiador judío Flavio Josefo en Antigüedades de los Judíos del encuentro entre Alejandro y el sumo sacerdote judío porque el aceptarla implicaría desencantarse con la figura de Alejandro como el verdadero salvador y dios. 

No pueden aceptar como cierto que Alejandro se haya inclinado ante el Dios representado en el sumo sacerdote. Dicen:  «Eso es Mentira», los rabinos inventaron esa historia y la introdujeron en el Talmud.  AH, PERO NO PUEDEN PROBARLO!!  Ese es el pequeño detalle.

Meras opiniones no son prueba.  Decir:  «eso es mentira» no prueba nada. No pueden refutar los registros literarios que cuentan con el respaldo de hechos comprobables que certifican la veracidad de este encuentro histórico.

Sin embargo, lo que ninguno de ellos ha podido hacer es refutarnos (con la Biblia) que él es el Anticristo bíblico.  Tampoco han podido proporcionar evidencia histórica válida para respaldar las afirmaciones que hacen de que Alejandro jamás visitó Jerusalén ni que tuvo un encuentro con los judíos.

Todo lo que hacen es especular.

El problema de estos dos grupos es que no empujan el pensamiento más allá de la punta de su nariz.

Mateo 24:24 da a entender que el Anticristo va a ser tan persuasivo con respecto a su supuesta deidad que incluso engañará a los elegidos (al pueblo elegido, a los judíos) si fuera posible.

Satanás es tanto el padre de la mentira como el maestro del engaño. El es especialista en valerse de artimañas de engaño para seducir y convencer a individuos y naciones enteras a fin de provocar su propia ruina y destrucción (1 Reyes 22:19-22).

¿A quién crees que enviará como anticristo para engañar al mundo, y especialmente a los judíos piadosos que estudian la Torá?

A Hitler?  A Saddam Hussein?  A Osama bin laden?  A Nerón, uno de los emperadores romanos que más odiaba a los judíos?   A Juan Pablo II (no me hagas reír), como dicen algunos miembros de sectas mesiánicas? 

Ah sí, cómo no!  Sigue durmiendo de ese lao Estanislao!

¿De verdad crees que satanás es tan estúpido que enviaría a cualquier personaje célebre por su historial de iniquidad contra los judíos?   Para qué, para que al instante lo rechacen y no crean en él?

Queremos mantenerte actualizado con nuestro boletín GRATUITO! Regístrate hoy y recibe informes, mensajes y actualizaciones directamente a tu bandeja de entrada.

Únete a otros 2.172 suscriptores

Crees que un anciano frágil y débil sin ningún tipo de destrezas ni credenciales militares de fama histórica sobre sus hombros pudiera impresionar a los judíos?

Piensa en esto y ten la honestidad por lo menos de reconocerle al Padre de la mentira,  Satanás, aunque sea un mínimo de capacidad para mentir y engañar.  ¿Cómo engañará el Anticristo a los judíos (y a otros) si no aparece como un tipo «benevolente» para ellos?

Daniel 11:30 dice que se enfurecerá contra el pacto santo (el que originalmente YHWH hizo con Abraham y que Jesús confirmó al ratificarlo con su sangre … ver Daniel 9:27), y que él favorecerá con halagos (al menos inicialmente) a aquellos que lo rechazaron ese pacto (al rechazar a Cristo Jesús, los judíos rechazaron el pacto de Dios).

Daniel 11:32 dice que Alejandro «seducirá con lisonjas (los halagará, les echará flores) a los violadores del pacto; mas aquellas personas de entre los judíos que conocen a su Dios, ellos no se dejarán engañar, ellos se esforzarán y actuarán.

Y Daniel 11:29 específicamente advierte a los judíos que él (Alejandro) regresará, pero que esta última venida no será como la primera».

En otras palabras, ya no será «benevolente» hacia ellos. ¡Así que el argumento religioso sobre la benevolencia hacia los judíos se desmorona!

Su valentía y heroísmo nunca la hemos negado. Siempre hemos hecho referencia tanto a su valentía como a sus grandes hazañas militares.  Aunque está probado que fue brutal, también tuvo nobles gestos e  inteligencia fuera de lo común.

Para aquellos que no lo entienden, la Biblia no dice en ninguna parte que el Anticristo va a ser un desconocido o un general mediocre.

¡Todo lo contrario! Apocalipsis 13: 4 representa la reacción de aquellos que han sido engañados por su personalidad legendaria y sus hazañas militares, hasta el punto de hacer la siguiente pregunta: «Pero….¿quién es como esta bestia (el Anticristo), y quién es capaz de hacer la guerra contra el? «

¡La Palabra de Dios dice que él es tan bueno en el arte de la guerra que parecerá invencible incluso contra Cristo mismo!  Dios no llama a esto un «poder engañoso» para que crean en la mentira, para que muerdan el anzuelo. (2 Tesalonicenses 2: 11-12)

Deja de creer lo que dice la Internet, y más que ver la película de Oliver Stone, remítete a las fuentes históricas.  ¡Son más confiables!  Si quieres formarte una opinión del tema lee a Arriano, a Plutarco, a Calístenes, a Quinto Curcio Rufo, al mismo Ptolomeo… etc., como hicimos nosotros, y hazte una opinión precisa e imparcial del verdadero ser que realmente era este hombre.

Sí claro, de vez en cuando tenía un gesto noble, ah… pero también podía crucificar en pocos días a miles de personas y vender como esclavos a tantos otros miles, podía pagar con traición matando a su «mejor amigo» Clito (quien le había salvado la vida en Gránico), y asesinar a su segundo al mando, Parmenio, simplemente por considerarlo un “hombre viejo” (como le dijo estando en Bactria), “un hombre cuyo tiempo ya había pasado, una vieja sandalia de la que uno se deshace porque ya no era útil para el cumplimiento de sus planes egocéntricos. 

Esto sin mencionar su conspiración para matar a su propio padre, Filipo, nada más que para ocupar su lugar en el trono, encaminarse a sus pretensiones y satisfacer su sed de gloria sin límites.  Aunque él ocultó cuidadosamente su participación culpando a uno de sus compañeros … ¡¡que nadie se deja engañar!!

En cuanto al hecho de que Alejandro contribuyó en gran medida a la expansión de la cultura griega, muchos pensarán que esto es como si se hubiera ido de misionero a «bendecir al mundo» con ella. 

Alejandro era extremadamente ambicioso, competitivo, sediento de reconocimiento y de gloria para sí mismo.  La expansión de la cultura griega al mundo conocido y luego al mundo contemporáneo fue solo una consecuencia fortuita… no un objetivo premeditado de él en vida.

Si consideras a Alejandro como «tu héroe» y te sorprende el hecho de que digamos que él es el Anticristo (“Anti= “en contra de”, “que se opone a” y Cristo=”Ungido”, lo sentimos mucho por ti:

A menos que te arrepientas y recibas a Cristo en tu corazón, terminarás con él en el lago de fuego y te garantizamos que ahí ya no te parecerá para nada «heroico» (Apocalipsis 19:20).

Alejandro es el anticristo porque Dios dijo que él es.

Nada en el mundo, y ciertamente ninguna opinión humana falible podrá cambiar eso.

Reaparecerá resucitado de los muertos cuando comience el período de la tribulación, después que la iglesia haya sido arrebatada. Su reaparición será producto de un «prodigio engañoso» y un gran engaño de iniquidad para los que se habrán de perder. (2 Tesalonicenses 2: 9-10 RVR 1960)