En la presencia del Señor tu Dios tendrás que decir: “Mi antepasado Jacob era un arameo errante que fue a vivir
como extranjero a Egipto. Su familia era poco numerosa
cuando llegó, pero en Egipto creció hasta volverse una
nación grande y poderosa.
Deuteronomio 26:5 NTV

Una recreación de gala del servicio del Templo de Shavuot se llevó a cabo en Mitzpeh Yericho el martes, el día después de que se observara Shavuot en Israel. Uno de los organizadores enfatizó que el servicio de Shavuoth es la cura para el comienzo de la guerra contra Amalec que estalla en Israel en este momento.

SHAVUOT: DOS PANES MUY ESPECIALES

Shavuot es una festividad judía anual, uno de los tres festivales de peregrinación obligados bíblicamente cuando, en la época del Templo, los judíos ascendían a Jerusalén. Se observa después de que los judíos completan la mitzvá (mandamiento de la Torá) de contar siete semanas completas.

Debe contar hasta el día después de la séptima semana: cincuenta días; entonces traerás una ofrenda de grano nuevo a Hashem.

Levítico 23:16

Según el mandato bíblico, la cosecha de cebada tuvo lugar la noche del 3 de abril, la noche después de la Pascua, marcando la primera noche de contar el período Omer de siete semanas. Cuando termina la Pascua, los judíos comienzan a contar 50 días hasta la festividad de Shavuot, cuando dos panes hechos con cebada se llevan al templo como ofrenda. El sacerdote guarda las sobras del sacrificio y se enumeran como uno de los veinticuatro dones sacerdotales.

Un festival agrícola, Shavuot tiene lugar al final del invierno durante la cosecha del grano y, como tal, se observa en el Templo con una ofrenda de dos hogazas de pan. Hechos del trigo más selecto, que se molió y tamizó doce veces antes de ser horneado, los dos panes se traen en la recreación anual.

Tomados del primer trigo de la temporada en madurar, eran grandes, de forma rectangular con cuatro mini torres en cada esquina del pan.

Antes de hornear los panes, los sacerdotes kohanim pellizcaban un puñado de harina y lo arrojaban al fuego en el altar que estaba en el centro del Gran Templo. Estos dos panes eran inusuales porque estaban preparados con levadura natural, mientras que casi todas las demás ofrendas de cereales en el templo se hacían sin levadura. Los dos panes, horneados con masa madre, tenían una forma especial con ‘cuernos’ cuadrados en las esquinas, que se asemejaban al altar.

Todas las demás ofrendas de cereales que se traían al templo eran pan plano, generalmente frito en aceite. Incluso el Pan de la Muestra que siempre estuvo presente en el Templo, a pesar de ser bastante grande, era esencialmente matzá, pan sin levadura.

Los dos panes sin levadura fueron traídos como una «ofrenda mecida» de acción de gracias junto con dos corderos, como un aspecto central de la fiesta nacional. Los organizadores de la recreación trajeron dos corderos especialmente pequeños, ya que fueron «agitados» al mismo tiempo que los panes, una tarea difícil que se vuelve aún más difícil si los corderos son más grandes.

PRIMEROS FRUTOS: POSEER LA TIERRA

La recreación también incluyó la ceremonia de los bikurim, o la «entrega de los primeros frutos». Las ceremonias fueron realizadas por Kohanim (hombres de la casta sacerdotal) vestidos con atuendos auténticos como se describe en la Biblia, dirigidos por el rabino Baruch Kahane, quien ha desempeñado un papel destacado en muchas de las recreaciones del Templo.

En los días del Primer Templo, los primeros frutos de la cosecha anual se llevaban a Jerusalén como ofrenda entre las fiestas de Shavuot (Festival de las Semanas) y Sukkot (Festival de las Cabañas). Los frutos fueron traídos en cestas, bellamente exhibidos y entregados a los sacerdotes. 

Tomarás del primero de todos los frutos de la tierra, que traerás de tu tierra que Hashem tu Dios te da; y lo pondrás en una canasta e irás al lugar que Hashem tu Dios escoja para hacer que Su nombre more allí.Deuteronomio 26:2

Los bikurim proceden de las siete especies que tienen un significado especial para Israel: trigo, cebada, uvas, higos, granadas, aceite de oliva y dátiles (miel).

Tierra de trigo, cebada, viñas, higueras y granadas; tierra de olivos y mielDeuteronomio 8:8

Los frutos fueron entregados a los sacerdotes después de que el donante recitó una confesión, detallada en Deuteronomio 26: 1-11, reconociendo a Dios como quien redimió a los israelitas de la esclavitud egipcia y expresando gratitud a Dios por traerlos a la Tierra Prometida.

Este aspecto de la festividad es muy exclusivo, y se centra solo en los judíos que viven en Israel. En esta mitzvá solo se incluyen los primeros frutos cultivados íntegramente en la tierra de Israel. Incluso los primeros frutos cultivados por no judíos dentro de la tierra de Israel no se consideran bikurim. Al presentar los primeros frutos al Kohen en el templo, el judío recita una confesión del libro de Deuteronomio que comienza con esta declaración de auto identificación.

Mi padre era un arameo fugitivo. Bajó a Egipto con escaso número y residió allí; pero allí se convirtió en una nación grande y muy poblada.Deuteronomio 26:5

Dado que esta descripción excluye a los no judíos, no harían esta declaración incluso si trajeron los primeros frutos. Un requisito previo para traer los Bikkurim es que la persona que los trae sea el propietario legal de la tierra en la que se cultivaron las frutas, por lo que los aparceros y los ocupantes usurpadores no pudieron traerlas.

Los frutos fueron traídos en cestas, bellamente exhibidos y entregados a los sacerdotes. Los frutos fueron entregados a los sacerdotes después de que el donante recitó una confesión, detallada en Deuteronomio.

Yo profeso este día a Hashem tu Dios, que he venido a la tierra que Hashem juró a nuestros padres que nos daría. Un arameo errante era mi padre, y bajó a Egipto, y residió allí, pocos en número; y se convirtió allí en una nación grande, poderosa y populosa.Deuteronomio 26: 3-5

Y ahora, he aquí, he traído la primera del fruto de la tierra, que tú, oh Dios, me has dado. ‘Y lo pondrás delante de Hashem tu Dios, y adorarás delante de Hashem tu Dios.Deuteronomio 26:10

Estos versículos se usaron específicamente para reconocer a Dios como el que redimió a los israelitas de la esclavitud egipcia y expresar gratitud a Dios por traerlos a la Tierra Prometida.

PALESTINOS: AMALEC MODERNO 

El rabino Hillel Weiss, ex portavoz del Sanedrín y uno de los organizadores de la recreación, enfatizó que el servicio de Shavuot en particular era esencial para relacionarse con los eventos actuales.

«Shavuot marca el verdadero comienzo de la primavera y el comienzo de la cosecha de cereales», dijo el rabino Weiss. “Se relaciona con toda la creación; animal, vegetal, mineral y hombre. Por eso se conoce como reshit.

Los primeros frutos escogidos (reshit) de tu suelo los llevarás a la casa de Hashem tu Dios. No hervirás un cabrito en la leche de su madre.Exodo 34:26

«Esto se relaciona con la creación que comienza con la palabra Bereshit (al principio)», dijo el rabino Weiss. «Amalec llegó a rechazar el papel de Dios en la creación, por eso también se les llama reshit».

Vio a Amalec y, retomando su tema, dijo: Una nación líder (reshit) es Amalec; pero su destino es perecer para siempre.Números 24:20

«Los judíos dan testimonio al mundo de que Dios creó el mundo y ordenó un orden en el mundo, incluyendo qué naciones viven en qué tierra», dijo el rabino Weiss. «Amalec intenta rechazar esto, pero Shavuot lo refuerza».

“De esta manera, los palestinos son como Amalec. No son de aquí.  Shavuot y Bikurim solo son importantes para el verdadero dueño de la tierra; el que plantó los árboles plantó el grano y cuidó de los campos. Los palestinos no van a la guerra porque tienen algún interés en la tierra. Queman la tierra. No quieren el Monte del Templo. Quemaron el Monte del Templo».

Deseamos mantenerte actualizado. Suscríbete a nuestro boletín y recibe actualizaciones directamente a la bandeja de entrada de tu correo electrónico.

“Los palestinos se amotinaron y lograron evitar que los judíos ascendieran al Monte del Templo en Shavuot porque el servicio del Templo de Shavuot representa la mayor amenaza para ellos, y es una prueba innegable de que no son los dueños de la tierra. Y el pacto que estableció que Israel era para los judíos estaba implícito en la creación del mundo».

“A Israel se le ordena luchar siempre contra Amalec, sin importar dónde ni cuándo. En la Biblia, Amalec trató de evitar que los judíos entraran a la tierra de Israel. Esto es precisamente lo que los palestinos intentan hacer hoy. Pero esta vez, estamos luchando contra Amalec dentro de la tierra de Israel. El servicio del templo de Shavuot es la única forma de derrotarlos por completo».


FUENTE: 

https://www.israel365news.com/190927/shavuot-temple-reenactment-takes-place-outside-jericho-battling-amalek-inside-israel-watch/