No habrá arrebatamiento en 2021

Al parecer, el comienzo de la tribulación y el arrebatamiento no sucederá este año 2021, pero con toda seguridad, a juzgar por las señales previas dadas por Jesús, debe estar cerca, probablemente en la primera mitad del 2022. Lo que sí es seguro es que será en primavera.


De la misma manera, cuando ustedes vean todas estas cosas, sepan que la hora ya está cerca, y que está a la puerta.  De cierto les digo, que todo esto sucederá antes de que pase esta generación. Mateo 24: 33-34 NTV

Muchos nos preguntan «cuándo». La espera parece interminable. Este anhelo colectivo se ha visto intensificado en los últimos meses con las malas noticias sobre la confabulación global llamada «Plandemia del Covid-19» y todo el arrastre que ha traído al planeta, la confusión y la incertidumbre global, la caída estrepitosa de las economías y el fenómeno conspiranoico.

Aunado a lo anterior, toda la agitación que está ocurriendo en ciertas partes del mundo, como Europa, África y el Medio Oriente, fuertes rumores de guerra en la región euro-asiática ante las tensiones entre Rusia y Ucrania, en la región del Medio Oriente entre Irán e Israel, la aparición de falsos cristos y falsos profetas, como el recientemente proclamado Mesías por la comunidad judía ortodoxa en Israel, la persecución de cristianos a nivel mundial, la mentira, el engaño y la manipulación en el mundo de las comunicaciones.

TODOS los indicios en las Escrituras apuntan a que pasarán POR LO MENOS otro año más antes que suceda.

Demás está decir que NO ESTAMOS contentos con esto, ya que anhelábamos que hubiera YA sucedido.

Sin embargo, eso es lo que actualmente vemos en la Palabra.

Como ya hemos compartido con ustedes, cuanto más nos acerquemos al «tiempo del fin», mayor será nuestra comprensión de dichos eventos (Daniel 12:4, 9), y para aquellos que estén dispuestos a recibir lo que Dios les revela por Su Espíritu en la Palabra, con el entendimiento del Espíritu, anteponiendo su entendimiento al que es de nuestra preferencia.

La revelación viene CUANDO VIENE. Sabemos, por la gracia de Dios, mucho más en la actualidad que hace un año. Y anticipamos entender aún más cosas entre ahora y el comienzo de 2022.


RECIBE ACTUALIZACIONES


Tal vez el Espíritu Santo nos permitirá compartir detalles más importantes cuando el momento esté mucho más cerca.

Sin embargo, podemos compartir ALGUNOS detalles que dan ALGUNOS indicios sobre dónde estamos hoy proféticamente hablando.

Sabemos, según Daniel 9:24-25, que la Segunda Venida (su venida para tomar los reinos del mundo) ocurrirá en el otoño.

Sabemos que el Anticristo reina por 3½ años ANTES de la misma. Eso indica entonces que el TIENE QUE comenzar su reino a mediados de la “semana” final de las 70 semanas de Daniel, la única mitad de la semana de Daniel que queda por delante.

Sabemos que el Anticristo TIENE QUE reaparecer y hacer ciertas cosas ANTES de que comience a reinar.

Él NO es sacado del abismo (Apocalipsis 17:8) para comenzar de inmediato a reinar.

Él debe PRIMERO presentarse ante el caótico mundo de aquel entonces, probar su identidad, reivindicar y legitimar por sus credenciales su derecho a gobernar el mundo y ganar el apoyo popular (Apocalipsis 13:3,4), presidir por elección voluntaria una coalición política de 10 monarcas euro-asiáticos, formar un ejército multinacional (23 naciones más o menos), y por último, pelear por lo menos CUATRO victoriosas y rápidas guerras contra Egipto, Turquía, Irán e Israel, probablemente en ese orden (Daniel 8:17,19-26; 11:40-44).

Todo eso TOMA ALGUN TIEMPO.

Así que, en base en lo anterior, si el arrebatamiento ocurriría en la primavera del 2022, por ejemplo, imaginamos entonces que su reaparición ocurriría en algún momento antes de finalizada la primera mitad de ese mismo año 2022.

Y sabemos que ANTES de su reaparición y después del arrebatamiento TIENEN QUE ocurrir eventos cataclísmicos sobre el planeta entero, los juicios de las 6 trompetas mencionados en Apocalipsis, capítulos 8 y 9.

Sabemos también, según Apocalipsis 7:9 que la Iglesia es arrebatada JUSTO ANTES DE los juicios de las seis (6) primeras trompetas.

UNO SOLO de esos juicios, la quinta trompeta, dura aproximadamente 5 meses (Apocalipsis 9:1-10).

Por lo tanto, TODO INDICA que la iglesia podría estar partiendo pronto, posiblemente antes de cumplida la primera MITAD del año 2022. Aunque es imposible dar el día y la hora, sí se puede tener certeza casi matemática del tiempo.

Y esto no se trata del fin del mundo. El fin del mundo es un concepto inexistente. Lo que sí ocurrirá es el fin del sistema mundial de gobierno humano caído. Los santos tomarán el reino para siempre (Dan. 7:22-27).  El mundo solo será reemplazado por un cielo nuevo y una tierra nueva, hasta POR LO MENOS el año 3032.

De ser así, estamos hablando de aquí a aproximadamente 1,011 años.

Pero todavía quedan 8 meses en el 2021. Richard, ¿no crees que pueda todavía ocurrir este año?

… Técnicamente, sí, bíblicamente, no.

Técnicamente, Dios puede hacer LO QUE QUIERA cuando quiera y como quiera, que, de alguna manera, se ajuste a las Escrituras.

Pero lo dudamos. Si lo hiciera, entonces las Escrituras no serían confiables, y estudiarlas sería bastante inútil.

Su Palabra nos dice que tenemos una «palabra profética más segura» (2 Pedro 1:19) y que Dios magnifica Su Palabra incluso por encima de su Nombre (Salmo 138:2).

Por lo tanto, confiamos en que TODO encajará a la perfección con las Escrituras, como ha sucedido hasta la fecha con más de 2,000 profecías que se han cumplido al 100% en minucioso detalle.

Lo siento, pero no vemos nada en las Escrituras que apunte a un rapto durante Rosh Hashaná 2021, Yom Kippur 2021 o Sucót 2021.  Podría presentar un caso convincente para Jánuca, pero tampoco vemos que suceda ahí.

Por otra parte, SI VEMOS ALGUNAS cosas en la Biblia que podrían estar señalándonos tal vez (no lo doy por hecho, soy humano, puedo errar), la primera MITAD del año 2022.

Por lo tanto, parece que tenemos que esperar pacientemente un tiempo más ANTES de experimentar este glorioso acontecimiento.

Si Dios, por alguna razón, hiciera una excepción respecto a este evento, y ocurriera ESTE año, no solo estaríamos EQUIVOCADOS si no también extremadamente SORPRENDIDOS.

Pero también seríamos los más felices del universo.