La peor pesadilla de ISIS: las hijas de Kobani

Son conocidas como las mujeres que ayudaron a salvar su ciudad del ISIS.


LAS HIJAS DE KOBANI. KURDOS, DESCENDIENTES DE LOS ANTIGUOS MEDOS.

En 2014, una milicia kurda en la ciudad de Kobani, en la frontera sirio-turca, le propinó al Estado Islámico su primera derrota real, ayudando a expulsar a los terroristas del norte de Siria. La historia es ahora el tema de un nuevo libro, Las hijas de Kobani.

En 2014, el Estado Islámico se había extendido por gran parte de Siria, tomando ciudades y sembrando el terror mientras la guerra civil se desataba a su alrededor. Cuando ISIS se acercó a una ciudad llamada Kobani, un grupo de combatientes kurdas, armadas con AK-47 y mucho coraje, estaban decididas a no permitir que ISIS tomara su ciudad, sus hogares o sus familias. Y aunque tenían el pelo trenzado y las uñas pintadas, cuando se trataba de luchar contra ISIS eran tan feroces como cualquier ejército masculino.

2021-04-05 (3)«Y no solo estaban luchando contra ISIS, estaban liderando la batalla, liderando a hombres y mujeres en la lucha contra los extremistas del Estado Islámico», dijo Gayle Tzemach Lemmon, autora de The Daughters of Kobani.

En su libro, Lemmon nos presenta a estas luchadoras, incluida Azeema, una francotiradora, decidida a detener a ISIS a toda costa.

«Incluso cuando tantos habían perdido la fe en que Kobani no caería, ella [Azeema] se lo diría absolutamente a todos, incluidos sus combatientes, e incluida su hermana, que a veces llamaba mientras estaba en medio de la batalla, literalmente, de recibir fuego de el Estado Islámico, decía, no perderemos a Kobani, lucharemos hasta el final y ganaremos”, recordó Lemmon.

Lemmon dice que ISIS temía a estas combatientes.

«Sí, me preguntaste sobre Azeema. Azeema tenía una gran historia sobre cómo al principio escuchaba en el walkie-talkie a los hombres de ISIS decir, ‘intenta matar a las mujeres, intenta matar a las mujeres primero’ y luego Al final, cuando veían lo buenos francotiradores que eran, estaban en la radio diciendo:

‘Oye, no te acerques demasiado a esas mujeres francotiradoras, son muy buenas’, y lo tomaron como un gran cumplido. También el hecho de que los hombres del Estado Islámico sentían que no podían ir al paraíso si eran asesinados por una mujer. Y se ponían en la radio y realmente les decían cosas terribles a estas mujeres que luego lo usaban como motivación para impulsarlas. en su lucha contra ISIS», dijo Lemmon.

La investigación de Lemmon sobre las fuerzas de protección de las mujeres la llevó al frente, donde también pasó tiempo con las luchadoras cristianas. «Una joven de una familia cristiana me dijo que su madre al principio no aprobaba que se uniera a la fuerza de todas las mujeres. Para entonces, ISIS había secuestrado a cristianos en el valle de Hawar y cuando sus padres iban a la iglesia, la gente se acercaba a ellos. y decir:

‘Estamos muy orgullosos de lo que está haciendo su hija y realmente espero que Las Hijas de Kobani hagan justicia al coraje, la valentía y el poder de estas jóvenes’, dijo Lemmon.

La batalla por Kobani se consideró un punto de inflexión en la guerra contra el Estado Islámico. Lemmon dice que las combatientes desempeñaron un papel importante en la liberación de Kobani de las garras de ISIS. «Las mujeres estuvieron al frente y en el centro de la lucha para detener al Estado islámico y en Kobani esta fue su primera derrota en el campo de batalla y las mujeres desempeñaron un papel central al entregárselo», dijo.

Lemmon dice que sus habilidades de batalla se ganaron el respeto de las Fuerzas Especiales de Estados Unidos que luchan junto a ellos.

«Y hay una historia de un hombre que dijo, cuando vi cuántas mujeres jóvenes, colas de caballo y AK-47 iban a luchar contra el ISIS, pensé, esta es definitivamente la primera vez para mí, estos son guerreros reales y verdaderos,» ella dijo.


RECIBE ACTUALIZACIONES


Para muchas de estas mujeres, no se trataba solo de derrotar a ISIS, sino de dar a las mujeres más igualdad en el Medio Oriente.

«No hay duda de que la próxima generación de niñas nacidas verá mujeres protegiéndolas, en esa parte de Siria y en esa parte de la región», dijo Lemmon. «Y hay una historia en el libro sobre cuando finalmente limpiaron la ciudad de Manbitch del estado islámico, una mujer sale y pone sus manos en los rostros de las mujeres jóvenes y dice que ni siquiera sabíamos que eras real, escuchamos sobre ti, pero no sabíamos que eras real y creo que ese es el poder de ver lo que las mujeres pueden ser», dijo Lemmon.

En cuanto al francotirador Azeema, resultó herida dos veces en la batalla con ISIS, bastante mal la segunda vez, pero según Lemmon, estaba decidida a sobrevivir.

«Uno de los momentos más hermosos de informar esto fue que me estaba contando sobre este momento en que el Estado Islámico la lastimó por segunda vez y quieres hablar sobre la fuerza de voluntad, ella está sentada allí y dice que no voy a morir porque eso lo hará». Sea un regalo para ellos, estaré aquí para ayudar a mi pueblo a alcanzar la victoria», recordó Lemmon.

«Y entonces ella está en la radio con sus combatientes diciendo: escuchen, muéstreles, muéstreles a los hombres que compraron y vendieron mujeres de lo que somos capaces y saben que incluso si luchamos y morimos, habremos muerto por algo que importa», dijo Lemmon.


FUENTE: 

https://www1.cbn.com/cbnnews/world/2021/march/isiss-worst-nightmare-the-daughters-of-kobani-nbsp