En sus saludos navideños, el presidente Joe Biden y la Primera Dama elogiaron la festividad de Pascua como un momento para reflexionar sobre la adversidad de la pandemia de COVID y superar el racismo y los prejuicios. 


Después de elogiar la festividad en términos que no mencionaron a Dios ni a los judíos, el presidente dijo que los judíos estarían observando el mandamiento bíblico del ritual del Seder «en una pantalla en lugar de uno al lado del otro». 

Cabe señalar que, de acuerdo con sus mandatos religiosos, está prohibido que los judíos usen electricidad en el día sagrado, y hacerlo es una profanación. La afirmación de Jill Biden de que la Pascua es «judía pero su mensaje es universal» limita con la apropiación cultural y la teología del reemplazo. En su discurso de dos minutos, Biden no mencionó a ‘Dios’, el pueblo judío o el Éxodo de la esclavitud en Egipto. Explicó que «El año que viene en Jerusalén»,

El discurso de la vicepresidenta, acompañada de su esposo judío de nacimiento, no fue mejor. Kamala Harris explicó que la festividad de la Pascua se trataba de la «resistencia del espíritu humano frente a la injusticia». Ella repitió el lema presidencial de “El próximo año en Jerusalén; el próximo año en persona».


RECIBE ACTUALIZACIONES

Únete a otros 460 suscriptores


El «Primer Caballero» organizó el Seder de la Casa Blanca el jueves por la noche, dos días antes del feriado.

Joe Biden y Kamala Harris comparten mensajes de Pascua | NBC News NOW.

FUENTE: 

https://www.israel365news.com/188822/bidens-passover-message-no-mention-of-god-erases-jerusalem-recommends-desecrating-the-holiday/