Spread the love

A primera vista, la foto del arco iris sobre el Monte del Templo es estéticamente agradable, pero un vistazo rápido a la historia detrás de la foto resalta la belleza más profunda. Es visto como «recordatorio del pacto de Dios para con su antiguo pueblo».


Yonadav Horowitz tomó la foto desde el balcón de su casa en Kidmat Tzion, a unos cuatro kilómetros del Monte del Templo, en la festividad de Tu Bishvat la semana pasada. Esa imagen particular desde esa perspectiva particular en ese día en particular fue compartida por muy pocas personas ya que solo diez familias viven en Kidmat Tzion. Y es un milagro moderno que esas familias vivan allí.Anuncio

La tierra de Kidmat Tzion fue comprada hace aproximadamente un siglo por residentes judíos de Jerusalén que querían una existencia más pastoral y menos urbana, cerca pero fuera de las murallas de la Ciudad Vieja. Se compraron alrededor de 150 acres, pero la ocupación jordana ilegal del área en 1948 impidió que los judíos se asentaran en su tierra. Durante la ocupación jordana, la construcción árabe masiva resultó en la creación del vecindario de Abu Dis en lo que solía ser un terreno baldío.

Israel anexó toda Jerusalén, pero solo unos 15 acres de la tierra comprada por los judíos cayeron dentro de esta área, el resto ahora se considera Judea. Ateret Kohanim, una ONG que trabaja para fortalecer la naturaleza judía de toda Jerusalén, trabajó para restablecer el reclamo judío existente sobre la tierra, y diez familias ahora viven en Kidmat Tzion. 

Arco iris sobre el Monte del Templo y el Monte de los Olivos. (Yonadev Horowitz)

«Ver el arco iris, una señal del pacto de Dios con toda la humanidad, me recordó que Dios, por supuesto, cumple todas sus promesas», dijo Horowitz a Israel365 News. «Eso es especialmente cierto cuando se trata de sus promesas al pueblo judío, y más aún cuando se trata de Jerusalén».

A Horowitz le encanta vivir a poca distancia del sitio más sagrado del judaísmo, aunque la naturaleza hostil de Abu Dis lo impide. Pero la vista es inspiradora en un contexto bíblico. La vista de Jerusalén ubicada entre dos puntos altos le recordó a Horowitz el versículo de Deuteronomio que describe el amor especial de Dios por el dominio de la tribu de Benjamín:

De Binyamin dijo: Amado de Hashem , descansa seguro a su lado; Siempre lo protege, mientras descansa entre Sus hombros. Deuteronomio 33:12


FUENTE: https://www.israel365news.com/164815/rare-rainbow-over-temple-mount-a-reminder-of-gods-covenant/