Gracias a Trump: El Cordero Pascual podría ser sacrificado en el Monte del Templo por primera vez en 2,000 años. 

“Moshé respondió: “Todos iremos, jóvenes y viejos: iremos con nuestros hijos e hijas, nuestros rebaños y rebaños; porque debemos observar el festival de Hashem”.

Éxodo 10: 9 (La Biblia de Israel)

De acuerdo con el Acuerdo del siglo de Trump, el Sanedrín solicitó al gobierno israelí, solicitando permisos que permitieran a los sacerdotes realizar el ritual del altar temporal del sacrificio de Pesaj (Pascua) que será transportado al monte del templo y retirado inmediatamente después de la ceremonia. Si el gobierno concede los permisos, como debería, con base en la ley israelí e internacional, esta será la primera vez desde la destrucción del Segundo Templo que un altar se ha colocado en su lugar apropiado en el lugar más sagrado del judaísmo: la era comprada por Rey David.

Durante los últimos ocho años, el Sanedrín ha estado realizando recreaciones del servicio del Templo como un medio para prepararse para la reinstalación real del servicio. Estas representaciones se llevan a cabo antes de cada una de las fiestas ordenadas bíblicamente por kohanim (hombres judíos descendientes de Aarón los sumos sacerdotes) vestidos con el atuendo apropiado del Templo.

La recreación de la ofrenda de Pesaj tiene un significado especial ya que el mandamiento tiene una gran importancia. Solo hay dos mitzvot (mandamientos bíblicos) por los cuales el incumplimiento recibe el castigo más severo ordenado por la Torá, karet (ser separado de la comunidad o excomulgado): brit milah (circuncisión) y korban Pesach (sacrificio de Pascua) .

IMG_20181204_141257-300x225
Construcción del Altar (Cortesía Sanhedrin)

A pesar de varios problemas de la ley judía, como la impureza ritual y la falta de un sumo sacerdote, los judíos todavía son necesarios y técnicamente capaces de traer el sacrificio”, dijo el rabino Hillel Weiss, portavoz del Sanedrín, a Breaking Israel News.

“Lo único que impide que el pueblo judío realice el sacrificio de la Pascua es el gobierno israelí”.

El Sanedrín recientemente realizó un intenso estudio sobre el estado actual de la ofrenda de la Pascua y concluyó que en este momento, un sacrificio hecho en el Monte del Templo traído en nombre de todo el pueblo judío sería suficiente. El Sanedrín celebró una reunión especial el miércoles para discutir la recreación de la oferta de Pesaj, así como los planes de contingencia en caso de que el gobierno permita que el ritual real se realice en el Monte del Templo en el momento adecuado.

Como lo hacen todos los años, el Sanedrín presentó solicitudes de permisos para realizar la recreación que se llevará a cabo en el Monte del Templo tres días antes de las vacaciones. También presentaron una solicitud por separado para el sacrificio real que se celebrará en el Monte del Templo durante las vacaciones. Incluido en esta solicitud está el plan para traer un altar de piedra al Monte del Templo.

El sacrificio de la Pascua solo se puede ofrecer en un lugar; en el monte del templo. El sacrificio no requiere una estructura real del Templo, pero sí requiere un altar construido para cumplir con los requisitos bíblicos. Tal altar fue construido el año pasado y está listo.

El altar cuadrado es de nueve pies cuadrados y cinco pies de alto y está construido de hormigón celular. Se determinó que el material era apto para su uso en el Templo. En el Talmud, se explica que el acero no puede usarse para cortar las piedras del altar ya que el Servicio del Templo trae vida al mundo y el acero, como se usa en la guerra, cobra vida. Las piedras para el altar no pueden cortarse con acero, ya que el servicio del Templo trae vida al mundo y el acero, aunque no es ideal, es ligero y fácil de transportar y dimensionar para cargarlo en un camión. El altar fue construido sobre un marco de metal diseñado también para fines de transportabilidad. La intención era crear un altar que pudiera llevarse al Monte del Templo en cualquier momento si surgiera la necesidad.

En caso de que se otorgue la solicitud de traer el sacrificio, esto marcaría la primera vez que un altar se haya parado en el Monte del Templo en su lugar apropiado desde que el Segundo Templo fue destruido en el 70 EC.

El Sanedrín enfatizó que el plan para llevar el altar al Monte del Templo era completamente consistente con el recientemente publicado Acuerdo del Siglo del presidente Trump, que reconoció la soberanía total de Israel sobre el sitio.

“Se debe permitir a las personas de todas las religiones rezar en el Monte del Templo / Haram al-Sharif, de una manera que sea totalmente respetuosa con su religión, teniendo en cuenta los tiempos de las oraciones y días festivos de cada religión, así como otros factores religiosos” El texto del acuerdo se lee.

“Al igual que el rey Ciro, esta declaración de Donald Trump abre la puerta para que los judíos construyan el Templo. Ahora depende de nosotros dar el siguiente paso adelante. Este es un punto decisivo en la historia. Una vez que llevamos el altar al Monte del Templo, incluso para el sacrificio de un cordero, no hay vuelta atrás. El siguiente paso profetizado es inevitable”.

“Esto puede haber sonado drástico no hace mucho tiempo, pero hoy, cuando se enfrentan al coronavirus, el cambio climático y las naciones rebeldes, las personas de fe ciertamente están orando para que el servicio del Templo comience de inmediato”, dijo el rabino Meir Halevi Hakaadded.

“Según Midrash (enseñanzas homiléticas), el éxodo de Egipto fue por el bien de todo el mundo”, dijo el rabino Yoel Schwarts, jefe de la corte de Noahide.  “Dios le dijo a los hijos de Israel: ‘ No es por tu bien que te estoy sacando de Egipto. Es solo para que puedas hablar del Éxodo y enseñar mi Torá a todas las naciones”.

El rabino Shwartz citó otro Midrash que explicaba los tres juramentos mencionados en Canción de canciones.

“Según el Midrash, el primer juramento se refiere al primer templo que construyó Salomón”, explicó el rabino Schwartz. “El segundo juramento es el Segundo Templo que se construyó según el mérito de Ciro. El Tercer juramento es el Tercer Templo cuya construcción será iniciada por las naciones, después de lo cual los judíos se unirán “.

Si el municipio de Jerusalén no otorga permiso para llevar el altar al Monte del Templo, se presentó una solicitud adicional para llevar el altar a Jerusalén para la recreación.

“La pluralidad en forma de 70 naciones es un requisito bíblico para que el Templo sea una Casa de Oración para todas las naciones”, dijo el rabino Weiss. “Los valores liberales occidentales y el derecho internacional exigen la igualdad de las religiones. Estamos proponiendo traer un altar temporal por un día para sacrificar un cordero por toda la nación judía. Los samarianos sacrifican cientos de corderos cada año. Cualquier objeción a esto solo puede basarse en el racismo y el odio”.

“Nos hemos estado preparando, realizando fielmente todo lo que podamos para llevar a cabo la voluntad de Dios”, dijo el rabino Weiss. “Ahora está en las manos de Dios llevarlo a su conclusión profética; el sacrificio de Pesaj en el Monte del Templo. Todos los habitantes del mundo necesitan colocar la voluntad de Dios como se expresa en la Biblia en su conciencia”.

Cada año, más personas asisten y la ceremonia en sí se desarrolla en complejidad, volviéndose más como la ceremonia real en el Templo. El Sanedrín también emitió un fallo sobre la participación de los no judíos en la ceremonia y su financiación. La Torá prohíbe expresamente a los no judíos participar del sacrificio. Tampoco se les permite participar en la financiación de sacrificios comunales. El Sanedrín señaló que los no judíos observaron el sacrificio de Pesaj cuando fue traído al Templo y que tales áreas deberían reservarse para este propósito en la recreación. A los no judíos se les permitiría donar dinero para la recreación y financiar los elementos necesarios que rodean la reincorporación del servicio del Templo, pero no se permitiría que los fondos de los no judíos se usaran para fines santificados.

“Los Templos fueron y siempre serán para el bien de todo el mundo y las naciones tienen la intención de ayudarnos con este fin”, dijo el rabino Meir Halevi Hakaadded. “Esto es especialmente cierto hoy cuando nos enfrentamos a amenazas globales que afectan a cada individuo y cada nación. Y, de hecho, hay muchas naciones e individuos, incluidos musulmanes y árabes, que entienden esto y están dispuestos a tomar su lugar en este esfuerzo    

“Ahora, en este momento, es esencial que las naciones den a conocer su deseo del regreso del servicio del Templo”.

En un futuro próximo se lanzará un proyecto inicial para financiar la recreación de Pesaj.

El año pasado, se suponía que la ceremonia tendría lugar en el Centro Davidson, un parque arqueológico al pie de las escaleras donde las personas subían para llevar sus sacrificios al Templo. Se obtuvieron todos los permisos, pero en el último momento, el oficial de policía que supervisaba la seguridad exigió que se produjera la copia original del permiso para sacrificar el cordero en lugar de una copia enviada por fax. Más tarde se reveló que la policía quería que se cambiara el lugar para evitar una reacción palestina violenta al ritual judío, la policía ordenó al Sanedrín que cambiara el lugar.

Tales rituales judíos importantes a menudo son reprimidos por las fuerzas de seguridad israelíes y cada año, varios judíos son arrestados mientras intentan traer un cordero al Monte del Templo.

La recreación fue acompañada por explosiones de cuernos plateados. Una banda tocaba canciones basadas en el servicio de Hallel, un servicio de oración compuesto por versos de los Salmos, que se cantaba en el Templo mientras se preparaba el sacrificio de la Pascua.

El cordero debe ser revisado para detectar imperfecciones antes de ser sacrificado. Al igual que en el Templo, los sacerdotes se acomodaron en una línea que se extendía desde el patio en el que se sacrificaba el cordero hasta el altar. La sangre del cordero se recogió en un recipiente y luego pasó de un sacerdote a otro, mano a mano, hasta que llegó al altar sobre el que se vertió.

El animal está desollado y las partes internas están separadas. La cabra se preparó asada entera en una rama larga de granada de la manera descrita en la Torá y se sirvió a los judíos reunidos para presenciar la recreación.

Cuando el Templo se levantó, todo el pueblo judío llegó a Jerusalén y se organizó en grupos para celebrar el seder de la Pascua. Cada grupo envió un representante al Templo para traer un cordero que los sacerdotes prepararían ritualmente y su sangre se rociaría sobre el altar. El cordero sería llevado a casa para ser cocinado y comido.

Fuente: https://www.breakingisraelnews.com/145899/thanks-to-trump-pascal-lamb-could-be-sacrificed-on-temple-mount-for-first-time-in-2000-years/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .