La Higuera y el Arrebatamiento de la iglesia

Las higueras juegan un papel importante en el ministerio de Jesús. Tenemos la infame higuera sin higos que él maldijo y se secó, y tenemos la parábola escatológica de la higuera en los Evangelios Sinópticos, que apunta a la inminente aparición de nuestro Señor.

Hemos anulado ya la falsa teoría que circula por ahí y que afirma que al Jesús haber maldecido un árbol de higuera entre los muchos que están en Jerusalén y Oriente Medio, al ser Israel ejemplificada en ciertos pasajes de la Biblia con una higuera, significa que Jesús estaba maldiciendo a Israel.

La primera pregunta que surge es por qué Jesús maldijo a esta higuera en particular, a pesar de que todavía no era la “temporada de los higos” (Marcos 11:13).

Era primavera, justo antes de la Pascua. Jesús había venido a Jerusalén con sus discípulos y había entrado en el templo. Marcos nos dice que ya era tarde … y que fueron a Betania a pasar la noche allí. Betania está a unos 2,4 km. al este de Jerusalén, al otro lado (de la ladera sureste) del Monte de los Olivos. Este es el pueblo donde vivían Lázaro y sus hermanas, Marta y María ( Juan 11: 17-46 ).

A la mañana siguiente, Jesús y sus discípulos abandonan Betania para regresar a Jerusalén y, en el camino, se nos dice que Jesús tuvo hambre. Entonces, Él ve la higuera y, desde la distancia, se da cuenta de que tiene hojas. Por lo tanto, debió suponer que también encontraría higos verdes (aún no maduros). Sin embargo, al acercarse se percató de que ¡solo tenía hojas!

Conocemos la higuera y podemos decirte que las hojas y las frutos crecen al mismo tiempo, es decir, en primavera. Los higos, sin embargo, no están realmente maduros hasta el final del verano ( agosto-septiembre). Aunque no lo hemos probado personalmente, pero hemos leído y confirmado que los higos son comestibles incluso antes de volverse maduros. Simplemente tienen un sabor diferente, ligeramente ácido, en lugar del sabor dulce que tienen cuando están maduros.

Esta higuera debió haber tenido higos verdes que, tanto Jesús como sus discípulos, pudieran haber comido. Sin embargo, este árbol solo era apariencias porque tenía hojas, pero no fruto. Tenía todo lo que necesitaba en apariencia, pero en una inspección más cercana, dejaba al descubierto que en realidad era estéril y Jesús no podía hacer nada al respecto.

Una imagen perfecta de lo que son los llamados “cristianos” que se centran en su apariencia externa y sus comportamientos, descuidando su corazón (su espíritu) desde dentro del cual se produce el fruto del Espíritu (Gálatas 5:22). Estos son los que Judas, el medio hermano de Jesús, describe como “nubes sin agua … árboles otoñales, sin fruto, dos veces muertos y desarraigados … “(Judas 1:12).

Están llenos de religión en el exterior pero interiormente están vacíos del fruto que produce la semilla de Jesús, aquellos que confunden” santidad “con fealdad y rostros cerrados … que piensan que son más santos que otros porque se encuentran en un edificio inventado por el hombre en un día particular de la semana, no usan ropa bonita, no joyas … y eliminan la barba y los cortes cabello estilizados que, a cambio, no tiene nada que ver con un corazón regenerado por la Presencia de Dios, son como los fariseos de la época de Jesús, que solo tenían hojas, que tenían apariencia de “justicia” en lo exterior pero infructuosa, sucia y no regenerada en el interior. Es por eso que Jesús los trató (entre otras cosas) como hipócritas, impuros e hijos de Gehenna (Mateo 23:13-33).

El Señor también usó esta higuera especialmente para enseñarnos una excelente lección sobre la fe :

Jesús les respondió: En verdad les digo: si tuvieran fe y no dudaran, no solo harían lo que se le hizo a esta higuera, sino que cuando le dijeron a esta montaña, aléjate y tírate al mar, le será hecho (Mateo 21:21).

Una pequeña nota para los mentirosos esos de que “declararo y lo tendrás”: las “condiciones” establecidas por Jesús no son “declarar/confesar” algo una y otra vez … hasta que eso suceda, como por arte de magia. Las condiciones son:

Ten fe y no lo dudes.

Si se cumplen las condiciones anteriores, solo tiene que decirlo una vez, como lo hizo Jesús con la higuera, y se hará. ¡Jesús no “proclamó/confesó” eso durante 6 meses! Lo dijo una sola vez con fe (total confianza) y sin una pizca de duda, y sucedió de inmediato (Mateo 21:19).

Vamos a la parábola:

…De la higuera deben aprender esta parábola: Cuando sus ramas se ponen tiernas, y le brotan las hojas, ustedes saben que el verano ya está cerca. De la misma manera, cuando ustedes vean todas estas cosas, sepan que la hora ya está cerca, y que está a la puerta.


Mateo 24:33

Estos signos son:

Inmediatamente con la tribulación de esos días ( justo antes del arrebatamiento de los creyentes) … el sol se oscurecerá, la luna ya no dará su resplandor (luz), las estrellas (cientos o miles de meteoritos) caerán del cielo y las potencias de los cielos serán sacudidas.

Entonces … el Hijo del Hombre aparecerá en el cielo. (Mateo 24:30)

Todos, creyentes o no, de la religión, confesión o ideología que sea, veremos estas señales, pero nosotros como creyentes, la señal que más nos interesa es:

¡La aparición del Hijo del Hombre mismo!

Otro elemento:

Cuando el hombre y la mujer pecaron en el Jardín del Edén, perdieron su gloria y de inmediato se dieron cuenta de su desnudez … se cubrieron con hojas de higuera (Génesis 3:7).

Qué maravilloso que Jesús use estas mismas hojas de higuera como una señal de que pronto se vestirá nuevamente con Su Gloria cuando nuestros cuerpos sean glorificados/transformados en el arrebatamiento de la Iglesia. ¡Solo alguien perfecto y perfeccionista como El puede empujar los detalles hasta ese entonces!

¡Gloria a Jesús!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.