Tumba de Alejandro Magno: posibles ubicaciones

Basado en la Biblia, no hay duda de que el Anticristo es Alejandro Magno (Daniel 7: 6, Apocalipsis 13: 2). Si desea saber más sobre esto estudia profundamente los capítulo 7 de Daniel y los capítulo 13 y 17 del libro de Apocalipsis donde Alejandro y su imperio es descrito como una bestia parecida a un Leopardo con 4 alas sobre sus espaldas (Dan. 7); como una bestia también parecida a un leopardo que emerge del Mar Egeo (Apoc. 13) y como una bestia que una vez fue y que no es, pero está destinada a emerger del abismo (Apoc. 17:8).

Hace algunos años, en noviembre de 2011, varias fuentes periodísticas anunciaron que la tumba de Alejandro había sido descubierta en la isla de Tasos, frente a las costas de Grecia.

Un par de años después, el 23 de agosto de 2013, apareció un artículo en el Daily Mail Online. Describía el descubrimiento de una estructura masiva (500 m. de largo y 3 m. de alto) excavada parcialmente por arqueólogos cerca de Anfípolis, unos 595 km al norte de Atenas, no lejos de la frontera búlgara y que data del siglo IV antes de Cristo. El tiempo, el lugar y el tamaño de esta estructura se corresponderían con lo que sabemos sobre Alejandro.

Sin embargo, la pregunta es, ¿será realmente su tumba?

Hacemos la pregunta porque de hecho, otras personas notables murieron en el siglo IV a.C., y su fama habría justificado una tumba tan monumental. Entre ellos, el supuesto padre de Alejandro, Filipo, su madre, Olimpia, que era de la región de Epiro, en el noroeste de Grecia (la región que colinda con la frontera sur de la actual Albania), y su tutor Aristóteles, que era de la región de Estagira, a unos 55 km., al este de la moderna Tesalónica.

Tan recientemente como en 2018, 5 años después del último boom mediático arqueológico, un sarcófago de granito negro de aproximadamente unas 30 toneladas fue localizado en la célebre Alejandría, al norte de Egipto, la ciudad fundada por el propio Alejandro en el Delta del Nilo, y la que albergó el mausoleo con sus restos por siglos, a principios de este mes por arqueólogos que presumen podría ser la tumba de Alejandro Magno, rey de Macedonia entre el 336 a.C y el 323 a.C. 

El hallazgo se produjo durante una obra de construcción, el sarcófago mide unos dos metros de altura y tres de longitud y encima había una cabeza de alabastro que se creía representaba al dueño de la tumba. 

Cada uno de estos sitios está al borde del mar, en el primer caso, el Mediterráneo, y en los otros dos, el Egeo. Según Apocalipsis 13:1, es desde el mar que emergerá el Anticristo, resucitado de entre los muertos al comienzo de la Tribulación (que, en el contexto, debe ser el Mar Mediterráneo o el Mar Egeo).

La isla de Patmos, donde el apóstol Juan escribió el Apocalipsis, está en cierto sentido, en el centro de estos tres lugares: un poco más cerca de Tasos y Anfípolis, en Grecia, que en Alejandría, en Egipto.

Pero los 3 pueden coincidir con la descripción de la Bestia que “se levanta del mar”. Estos 3 lugares pueden ser potencialmente el sitio real que alberga la tumba de Alejandro. Al escribir esto, nos damos cuenta en este momento de que también hay 3 sitios de entierro que se consideran posibles sitios donde fue enterrado Jesús: el Santo Sepulcro, la tumba del jardín y otro sitio menos conocidos en el Monte de los Olivos.

Hemos presentado anteriormente en otros mensajes una lista de alrededor de 33 similitudes entre Cristo y el Anticristo. ¡Ahora podemos agregar uno nuevo!

En cuanto a la tumba de Jesús, estamos 100% seguros (evidencia bíblica que la respalda) de que es la tumba ubicada en el jardín.

Pero en cuanto a la tumba de Alejandro, hasta que se den pruebas definitivas y conclusivas, debemos mantener reservas pero con la mente abierta. Por ahora, elegir una u otra de estas posibilidades parece difícil. Hasta el día anterior a este último descubrimiento, somos sinceros, habríamos elegido a Tasos. El enlace que se hizo entre la tumba de Alejandro y el Arca de la Alianza en el artículo sobre Tasos fue realmente asombroso, ¿quizás porque a lo mejor será cierto¿?

Por otro lado, ¿será acaso pura coincidencia que el apóstol Pablo le haya hablado a través de una de sus cartas, nada más y nada menos que a los tesalonicenses, que el hombre de pecado, el hijo de perdición, el anticristo, debe ser revelado antes de que se retire el cuerpo de Cristo (2 Tesalonicenses 2:7-8) y que como cosa coincidental, Anfípolis se encuentra justo al este de la antigua Tesalónica, la cual sigue hoy siendo llamada Tesalónica?

Sin título¿Será otra coincidencia que la bandera y el sello de la ciudad de Tesalónica presenten el perfil de Alejandro Magno con 2 cuernos? 

Tal vez estos dos lugares tengan un significado. Su tumba podría estar en Anfípolis, sin que eso le impida, a través del poder de su verdadero padre, mantener a su buen recaudo el “Arca de la Alianza”, que él considera su “trono legítimo” y que habría mantenido en Tasos hasta hoy (2 Tesalonicenses 2:4).

Estas son solo suposiciones nuestras.

De una forma u otra, tendremos que esperar para ver cómo van las cosas, pero este misterio muy pronto ha de ser develado pero para desgracia de la humanidad que haya rechazado al verdadero Salvador. La verdadera tumba de Alejandro Magno sigue siendo uno de los mayores misterios arqueológicos de la historia.

El Santo Grial de la Arqueología moderna

En lo que va del 2019, ya hay varios artículos e informes de prensa respecto al posible lugar donde se enterraría a Alejandro Magno. Parece haber cierta efervescencia sobre este tema en los círculos de la arqueología. 

Más allá de saber dónde está realmente, lo que es muy interesante es que en los últimos 18 meses, el lugar donde Alejandro fue enterrado se ha convertido nuevamente en un tema de particular interés. 2,342 años después de su muerte.

¿Podría ser debido a la revelación develada en las Sagradas Escrituras de que este personaje está a punto de reaparecer, justo después de que Jesús lleve a su iglesia a casa (2 Tesalonicenses 2: 7-8)?

Alejandro significa “Defensor del Hombre” y esa será el muy peculiar signo que lo catapultará entre las millones de atribulados seres humanos (los moradores de la tierra, como dice la Biblia) del futuro período de la tribulación que lo aclamarán como el antiguo caudillo de la humanidad, el verdadero dios y salvador, y se tragarán la más grande mentira de la historia humana, de que este individuo será capaz de montarle guerra al Corderom y peor aún, de vencerlo.

«Irán (el anticristo y sus aliados) juntos a la guerra contra el Cordero, pero el Cordero los derrotará porque Él es el Señor de todos los señores y el Rey de todos los reyes. Y los que él ha llamado y elegido y le son fieles, estarán con él».



Apocalipsis 17:14 (NTV)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.