JERUSALEN, VERDADERO RELOJ PROFETICO

Fíjense en la higuera y en los demás árboles. Cuando brotan las hojas, ustedes pueden ver por sí mismos y saber que el verano está cerca.

Igualmente, cuando vean que suceden estas cosas, sepan que el reino de Dios está cerca.

»Les aseguro que no pasará esta generación hasta que todas estas cosas sucedan. El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras jamás pasarán.

 


Lucas 21:29-33 NVI

El establecimiento de profecía repite y repite ad nauseam que “el reloj profético de Dios” comenzó a andar con la creación del Estado de Israel el 14 de mayo de 1948.

No decimos que esto no sea importante. El renacimiento de “Israel” como Estado, fue, en efecto, un evento importante y decisivo en profecía y no debemos en ninguna manera, restarle importancia.  No obstante, NO EXISTE NI UNA SOLA ESCRITURA que señale la creación del MODERNO Estado de Israel, como EL MOMENTO, como el hito en profecía, en el cual comenzó a andar el reloj escatológico.

NI UNO SOLO! Y si algún “experto en profecía” PUEDE PRODUCIR SÓLO UNO, por favor hágalo público.

No obstante, hay por lo menos SIETE Escrituras donde “el tiempo del fin” está relacionado con eventos en Jerusalén, incluyendo DOS LÍNEAS DE TIEMPO (Salmos 102:16; Daniel 9:24-27, todo el libro de Joel, Zacarías capítulos 12 a 14, Lucas 21:24-32 y Apocalipsis capítulos 11-15 y 19-22).

CADA profecía importante en relación con el “tiempo del fin”, COMIENZA Y TERMINA CON Jerusalén.

Pero un momento: ¿Y qué de “la higuera” mencionada en Mateo 24:32 y Lucas 21:29? ¿No es Israel “la higuera”? No. Jerusalén es la higuera.

En Jeremías 24:8 los higos representan Jerusalén. En Joel 1:7, Jerusalén es llamada por Dios “MI HIGUERA”. En Joel 2:22-23 de nuevo se refiere a Jerusalén, y de nuevo en Cantares 2:7-13.

Obviamente, la creación del moderno Estado de Israel es extremadamente importante, ya que tenía que haber alguna presencia nacional judía en la Tierra Santa para cumplir Lucas 21:24 que pone fin al pisoteo gentil de la Jerusalén bíblica.

1948 fue también un momento profético CLAVE en que, si bien Israel ganó la Guerra de Independencia y más territorio, perdió el Barrio Judío (la Jerusalén bíblica), causando el desalojo de TODA su población judía y la destrucción de la mayor parte del Barrio.

Esto TENÍA QUE SUCEDER para que fuera dada la orden de “volver y edificar” a Jerusalén en 1967-68 (Daniel 9:25), y para que dicha profecía tuviera sentido.

El moderno Estado de Israel NO ES en ninguna forma imaginable, el Israel bíblico.  Repetimos: el Estado de Israel moderno NO ES el Israel Bíblico.  El Israel mencionado en el Antiguo Testamento se refiere o bien a las 12 tribus (Génesis 49:28; Josué 3:12), a los 12 hijos de Jacob (Israel), o a las 10 tribus del norte durante la era del Reino Dividido (1 Reyes 21:7; 2 Reyes 23:22).

Las 10 tribus fueron conquistadas y llevadas cautivas por el rey asirio Senaquerib y sus tropas en el año 721 A.D. Con el tiempo, se extendieron por varias partes de Europa, Asia y África, donde – a excepción de algunos grupos pequeños en la India y Etiopía – fueron asimiladas a diversas nacionalidades y culturas.

Su paradero actual es desconocido para los hombres, pero no para Dios; El sabe donde están, y cuando llegue el tiempo, El las traerá de vuelta. 

Por esa razón, se les conoce como las “10 tribus perdidas” hasta el día de hoy.

Lo que hoy conocemos como el Estado de Israel está compuesto en su mayoría de las tribus de Judá (de ahí el nombre de “Judíos”), de Benjamín, y algunos levitas o “Cohanim” (Los que llevan el apellido Cohen).

Es significativo que, a excepción de los pasajes en los Salmos y en el libro de Joel, todas estas profecías referentes a Jerusalén y al “tiempo del fin” fueron dadas DESPUÉS DE QUE Israel (las 10 tribus del norte) había dejado de existir como tal, y se habían desvanecido entre múltiples nacionalidades.

NO HAY ninguna promesa en NINGÚN LUGAR de traer dichas tribus de regreso a la Tierra Santa hasta el Milenio.  Israel bíblico, compuesto por las 12 tribus, no será restaurado hasta que el Rey Jesús las traiga de vuelta a su tierra, como El mismo lo prometió, y se establezcan en “sus antiguas haciendas” (Ezequiel 34:11-28; 36:11; 37:19 – 22).

En contraste, Dios prometió una y otra vez al pueblo de Judá que sus cautivos volverían (Jeremías 25:4-12; 29:10; Daniel 9:25; Zacarías 1:12; Lucas 21:24), y ha estado sucediendo repetidamente, una y otra vez, década tras década, año tras año. Alabada sea su maravillosa fidelidad!! 

3elhombreESO PRUEBA que la escatología está ligada a Jerusalén y no a la formación de un Estado político llamado Israel. 

Este Estado contiene SÓLO DOS (2) TRIBUS, y tal vez muy pequeños fragmentos de una que otra de las 10 restantes tribus.  Por lo tanto, si bien fue un evento muy importante, no hay manera alguna de que la fecha de creación de un ESTADO MODERNO llamado Israel (14 de mayo de 1948), con una capital ubicada en la parte oeste de la “bíblica Jerusalén” – parte esta QUE NUNCA existió EN TIEMPOS BÍBLICOS – pueda ser considerado, desde el punto de vista profético o escatológico, como el MOMENTO cuando la cuenta escatológica del tiempo del fin COMIENZA.

DE NINGUNA MANERA!

El reloj profético del tiempo del fin comenzó a marcar el 7 de junio 1967 (Iyyar 28, al día que Jesús ascendió al cielo después de Su Resurrección), cuando los Judíos recapturaron la Jerusalén BÍBLICA (“la parte Este” de) Jerusalén después de 2030 años de continua ocupación gentil.

El Rey David, fundador de la Jerusalén judía, nos dijo hace 3,000 años en el Salmo 102:16:

“CUANDO EL SEÑOR RECONSTRUYA A SION” (JERUSALÉN) – ENTONCES Él APARECERÁ EN SU GLORIA”.

El reloj profético ha echado a andar…!! TIC TOC, TIC TOC, TIC TOC,...
El reloj profético ha echado a andar…!! TIC TOC, TIC TOC, TIC TOC,…

Él nunca dijo – “cuando Dios restaure TODO Israel”. Él nunca dijo que “cuando un Estado llamado Israel haya nacido”.  Fue también en 1967 que fue dada la orden por el entonces Primer Ministro Levi Eshkol de “regresar y construir” el Barrio Judío, de acuerdo con Daniel 9:25.  Eso fue hace 47 años.

GABRIEL LE DIJO A DANIEL QUE HABRÍA “7 SIETES” DESDE ESA “PALABRA” A LA APARICIÓN DEL MESÍAS PRÍNCIPE. 600 AÑOS DESPUÉS, JESÚS VOLVIÓ A DAR SU PALABRA ASEGURÁNDONOS QUE LA GENERACIÓN QUE VIO A JERUSALÉN RETORNAR A LOS JUDÍOS, DESPUÉS DE QUE SE CUMPLAN LOS TIEMPOS DE “PISOTEO GENTIL”, NO PASARÍA HASTA QUE LO VIÉRAMOS VENIR EN UNA NUBE CON PODER Y GRAN GLORIA.

David, Gabriel, y Jesús todos PROMETIERON LO MISMO:

LAS TRES (3) LÍNEAS DE TIEMPO en la Biblia comienzan con el regreso de los JUDÍOS a Jerusalén y de Jerusalén a los judíos.  TODO LO DEMÁS, pese a nuestras buenas intenciones, ES INVENTO.

Señores, el reloj profético ha echado a andar…!! TIC TOC, TIC TOC, TIC TOC,…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.