Irán vs Grecia

“Me quedé observando cómo el carnero atacaba hacia el oeste, hacia el norte y hacia el sur. Ningún animal podía hacerle frente, ni había tampoco quien pudiera librarse de su poder. El carnero hacía lo que quería, y cada vez cobraba más fuerza”.


Daniel 8:4 (NVI)
Se ha registrado un cumplimiento parcial de esta profecía.

Los capítulos 8 y 11 del libro de Daniel son dos de los más descuidados e ignorados pasajes proféticos de la Biblia.

En estos capítulos, escritos a mediados del siglo VI AC por el profeta Daniel en Susa, capital del imperio persa, se predice la conquista de este poderío mundial en el mundo conocido por parte del imperio griego (helénico), hecho que ocurrió tal cual lo anunció la profecía, dos siglos mas tarde.

Sin embargo, la gran mayoría de los “maestros” del establecimiento profético ha descartado el capítulo 8 de Daniel, como que ya es historia (profecía cabalmente cumplida), puesto que el primer rey del imperio griego, Alejandro Magno, conquistó al imperio persa en el siglo IV A.C., y muchas décadas más tarde, el rey seléucida Antíoco Epífanes estableció la abominación desoladora en el segundo templo.

Sin duda alguna esta profecía se ha cumplido. Sin embargo, estos dos capítulos son profecías de doble referencia o de doble cumplimiento, por tanto, hasta hoy han registrado UN CUMPLIMIENTO PARCIAL.

EN ESTE CAPITULO, EL MENSAJERO CELESTIAL (ARCANGEL GABRIEL) REAFIRMA AL PROFETA HEBREO DANIEL VARIAS VECES (PARA SER EXACTO, TRES VECES), Y SIN LUGAR A DUDAS, QUE EL CABAL Y PLENO CUMPLIMIENTO DE ESTA PROFECÍA TENDRÍA LUGAR “AL CABO DEL TIEMPO” O EN EL “TIEMPO DEL FIN” [DANIEL 8:17, 19, 26].

Esto no debe sorprendernos. La profecía bíblica es fidedigna, por tanto, ha de convertirse algún día en historia. La Palabra de Dios deja bien en claro que la profecía es la historia escrita antes de su cumplimiento. Por tanto, los capìtulo 8 y 11 de Daniel, son historia y a la vez profecía, profecías de doble referencia o de doble cumplimiento a futuro.

ECLESIASTÉS 3:15 DICE AL RESPECTO:

“Los sucesos del presente ya ocurrieron en el pasado, y lo que sucederá en el futuro ya ocurrió antes, porque Dios hace que las mismas cosas se repitan una y otra vez”. (NTV)

Del mismo texto de esta profecía, que de acuerdo al ángel Gabriel debía permanecer “sellada” hasta el tiempo del fin (el tiempo en que estamos hoy tu y yo), esta historia, cuyo primer cumplimiento fue en la región del mediterráneo euro-asiático en el siglo IV A.C., está a punto de repetirse:

3a8e36525e44e714c931d6dcab22593cTan pronto se desate el sexto sello y aparezcan las señales en el cosmos que anuncian la llegada del período de la tribulación y ocurra el arrebatamiento de la iglesia (Apoc. 6: 12-17), casi inmediatamente empezarán a caer los juicios de Dios.

Estallará una guerra termonuclear de corta duración, que involucrará a las superpotencias Rusia, China y EE.UU., y a las potencias nucleares de Europa Occidental, cuyos territorios quedarán devastados. Ellos se devastarán mutuamente, dejando intacto a Irán, que para entonces se habrá convertido en Estado NUCLEAR.

Lógicamente, la balanza de poder hegemónico mundial se inclinará dramáticamente sobre esta nación, por muy breve tiempo, como el principal poder hegemónico en el mundo [Daniel 8: 4; Apocalipsis capítulos 8 y 9].

En medio del caos global, Irán e Israel son las únicas dos naciones con poder nuclear que habrán de permanecer relativamente indemnes.

La Escritura enseña que Anticristo tomará el control de un mundo sumido en un período de tribulación nunca antes registrado en la historia, desesperado, devastado parcialmente por la guerra que estallará al principio de la tribulación y por los juicios de Dios caerán sin dilación.

El reaparece resucitado ante la faz de la parcialmente devastada humanidad. El mundo en aquel momento se asombra grandemente al verlo. Es reconocido y proclamado como el antiguo caudillo invencible de tiempos inmemoriales, el inmortal dios viviente y auténtico defensor de la atribulada humanidad.

Una vez se consolide una diabólica e impía alianza, que será la última forma de poder gentil mundial, cuando 10 monarcas (cuernos) aliados le entreguen su poder y su autoridad y consolide el poder mundial (apocalipsis 17: 12-13), Anticristo invadirá y conquistará Jerusalén y hará de la misma su capital política y militar (Zacarías 14:1-2; Daniel 12:7 y Apocalipsis 11: 7-8).

Por ello, como resultado del pluri-enfrentamiento nuclear global entre Rusia, China y las principales superpotencias occidentales a ocurrir antes de la reaparición de Anticristo, Estados Unidos (el principal aliado de Israel hoy en día), habrá ya perdido para siempre su actual status hegemónico de superpotencia (está de más pensar el porqué lo perderá).

Con la intención ya públicamente declarada de Irán de “borrar a Israel del mapa”, parecerá en principio que Anticristo es el defensor de Israel.

Después de todo, él FUE bastante benigno para ellos en su primera venida. Una invasión o incursión militar de Irán sobre Israel supondría una declaración de guerra a la autoridad de Anticristo.  Pero la Biblia advierte repetidamente que su corazón será contra (contra o anti) el pacto santo, por lo tanto, en contra de Dios, es decir, Anti-Mesías o Anti-cristo (Daniel 11: 28,30,32).

Una de las razones por las que al presente la mayoría de Judíos rechazaron y rechazan a Jesús como su Mesías es lo que ellos perciben como su “fracaso” para liberarlos de la opresión del imperio romano.  En la mentalidad judía religiosa, ellos conciben, y por tanto, esperan a un líder militar en el molde del rey David, que los libre de sus enemigos y establecer un reino mundial.

Bueno, eso es exactamente lo que Anticristo parecerá hacer al principio:

Librar a Israel de Irán, luego proclamar “la paz y la seguridad”, tomar Jerusalén y establecer un reino globalizado (por segunda vez), un nuevo mundo donde él (el hombre – 666)  será dios en vida, libertador y dueño de todos los hombres.

No es de extrañar que la Biblia advierte que con ENGAÑO él prosperará por un tiempo, que a través del engaño de la proclamada paz y seguridad mundial, destruirá a muchos (Daniel 8:25).

Tanto los sueños de dominio mundial de Irán (Persia) como el perverso pero ilusorio engaño tanto del ex-presidente Ahmadinejad (y ahora el de Rouhani) como del resto de los ayatolas iraníes, de dominio mundial persa islámico se desvanecerán cuando Anticristo, la semilla de la serpiente (Gen 3:15), aplaste una vez más a los persas [Daniel 8: 5-7], igual que ocurrió en el siglo IV A.C.

Hasan Rohaní , actual Presidente de la República Islámica de Irán.

Y al tiempo del fin, el rey del sur se enfrentará con él, y el rey del norte lo atacará con carros, jinetes y con numerosas naves; entrará en sus tierras, las invadirá y pasará.  También entrará a la Tierra Hermosa, y muchos países caerán; mas éstos serán librados de su mano: Edom, Moab y lo más selecto de los hijos de Amón.  Y extenderá su mano contra otros países, y la tierra de Egipto no escapará.  Se apoderará de los tesoros ocultos de oro y plata y de todas las cosas preciosas de Egipto. Libios y etíopes seguirán sus pasos.  Pero rumores del oriente y del norte lo turbarán, y saldrá con gran furor para destruir y aniquilar a muchos.  Y plantará las tiendas de su pabellón entre los dos mares (entre el Mar Mediterráneo y el Mar Muerto), en el monte glorioso y santo; pero llegará a su fin y no habrá quien lo ayude.

Daniel 11:40-45

De acuerdo con Daniel 11: 40-44 ANTES DE TODO ESTO, Turquía (el Rey del Norte) y Egipto (el Rey del Sur) se resistirán o se revelarán contra el dominio mundial de Anticristo, pero será en vano: serán aplastados, como lo será cualquier otra nación en el Oriente Medio que pretenda desconocer su autoridad, incluida Libia e Irak, con la única excepción de Jordania.

Porqué Jordania se salvará de ser aplastada por Anticristo? No se nos revelan las razones.

petra map 02Podría ser algún tipo de pacto de no agresión con Anticristo a cambio de su apoyo.

Tal vez sea la mano soberana de Dios, ya que es al sur de Jordania, en las inmediaciones de la antigua ciudad idumea de Petra, donde una buena parte de la nación de Israel será llevada sobrenaturalmente y resguardada durante ese período de tiempo horrible [Isaías 16: 1-4; Apocalipsis 12: 6,14]; o, tal vez una combinación de todo lo anterior.

Luego de todo esto, la final conquista militar de Anticristo será Israel (Daniel 12: 7).

Y entonces, y sólo entonces, comenzarán los 3 ½ años del reinado de terror de Anticristo sobre LO QUE HAYA QUEDADO del mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.