El empuje globalista para borrar las fronteras: la ONU está promoviendo la migración – dicen – “como un derecho humano”.

“ESTADOS MIEMBROS DE LA ONU: LA MIGRACIÓN ES UN DERECHO HUMANO”.

«…hallaron una llanura en la tierra de Sinar, y se establecieron allí.  Y se dijeron unos a otros: Vamos, hagamos ladrillo y cozámoslo con fuego. Y les sirvió el ladrillo en lugar de piedra, y el asfalto en lugar de mezcla.  Y dijeron: Vamos, edifiquémonos una ciudad y una torre, cuya cúspide llegue al cielo; y hagámonos un nombre, por si fuéremos esparcidos sobre la faz de toda la tierra.
Y descendió Jehová para ver la ciudad y la torre que edificaban los hijos de los hombres».

 

Génesis 11:2-5
  • No se puede enfatizar lo suficiente que este acuerdo no se trata de refugiados que huyen de la persecución, o sus derechos a la protección en virtud del derecho internacional. En cambio, el acuerdo propaga la idea radical de que la migración, por cualquier motivo, es algo que debe promoverse, habilitarse y protegerse.
  • La ONU no tiene interés en admitir que su acuerdo promueve la migración como un derecho humano; Hasta hace poco, ha habido poco debate al respecto. Más debate podría poner en peligro todo el proyecto.
  • Se supone que los estados miembros de la ONU no solo deben abrir sus fronteras para los migrantes del mundo, sino que también deben ayudarlos a elegir su futuro país al proporcionarles información completa sobre cada país en el que deseen establecerse.

3595.jpg
Un nuevo acuerdo de la ONU, que casi todos los estados miembros planean firmar en diciembre, propaga la idea radical de que la migración, por cualquier motivo, es algo que debe promoverse, habilitarse y protegerse. En la foto: los migrantes caminan a través de los campos hacia un campo de concentración en la aldea de Dobova, Eslovenia, el 26 de octubre de 2015. (Foto de Jeff J Mitchell / Getty Images)

«Las Naciones Unidas, en un acuerdo no vinculante que casi todos los estados miembros de la ONU firmarán en una ceremonia en Marruecos a principios de diciembre, están haciendo de la migración un derecho humano.

El texto final del acuerdo, el Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular, aunque oficialmente no es vinculante, “coloca a la migración firmemente en la agenda global. Será un punto de referencia para los próximos años e inducirá un cambio real en la agenda. terreno … “según Jürg Lauber, el representante de Suiza ante la ONU, quien dirigió el trabajo sobre el acuerdo junto con el representante de México».

Una ironía inmediata, por supuesto, es que pocos países tienen requisitos de ingreso tan restrictivos como los de Suiza. Si uno desea quedarse más de tres meses, no solo se requiere un “permiso de residencia”, sino que, “En un esfuerzo por limitar la inmigración de países que no pertenecen a la UE / AELC, las autoridades suizas imponen estrictas limitaciones anuales al número de residencia y trabajo Permisos otorgados a extranjeros”.

Estas residencias difíciles de obtener se han convertido, como era de esperar, en una fuente de ingresos como “[r] que los extranjeros” compran “en la residencia suiza”.

El acuerdo de la ONU, por otro lado, señala:

“Los refugiados y los migrantes tienen derecho a los mismos derechos humanos y libertades fundamentales universales, que deben ser respetados, protegidos y cumplidos en todo momento”. (Preámbulo, sección 4)

migrationnov132018
Muchos gobiernos nacionalistas y de corte conservador se han pronunciado firmemente acerca del carácter pernicioso de los flujos migratorios masivos; flujos que hogaño no benefician sino a los poderes económicos globalistas.

No se puede enfatizar lo suficiente que este acuerdo no se trata de refugiados que huyen de la persecución, o sus derechos a la protección en virtud del derecho internacional.

En cambio, el acuerdo propaga la idea radical de que la migración, por cualquier motivo, es algo que debe promoverse, habilitarse y protegerse. Se espera que casi todos los estados miembros de la ONU, excepto Estados Unidos, Austria, Australia, Croacia, Hungría y posiblemente también la República Checa y Polonia, lo firmen.

La ONU ha negado que la migración se esté convirtiendo en un derecho humano. “La pregunta de si esta es una forma injusta de comenzar a promover un ‘derecho humano a migrar’ no es correcta. No está en el texto; no hay un proyecto siniestro para avanzar en eso”, Louise Arbour, representante especial de la ONU para la migración internacional, Recientemente dijo.

La ONU no tiene interés en admitir que el acuerdo promueve la migración como un derecho humano; Hasta hace poco ha habido poco debate al respecto. Más debate podría poner en peligro todo el proyecto. La redacción del acuerdo, como se documenta a continuación, deja pocas dudas, sin embargo, de que con la firma del acuerdo, la migración se convierta en un derecho humano.

El acuerdo está dividido en 23 objetivos hacia los cuales los firmantes aparentemente desean trabajar. El objetivo número tres, por ejemplo, prevé la promoción y habilitación de la migración a través de varios medios. Los estados firmantes se comprometen a:

“Lanzar y dar a conocer un sitio web nacional centralizado y de acceso público para que la información esté disponible sobre las opciones de migración regular, como las leyes y políticas de inmigración específicas de cada país, los requisitos de visa, los trámites de solicitud, los aranceles y los criterios de conversión, los requisitos de permisos de empleo, los requisitos de calificación profesional, “Evaluación de credenciales y equivalencias, oportunidades de capacitación y estudio, y costos y condiciones de vida, para informar las decisiones de los migrantes”.

En otras palabras, se supone que los estados no solo abren sus fronteras para los migrantes del mundo, sino que también deben ayudarles a elegir su futuro país al proporcionarles información completa sobre cada país en el que desean establecerse.

El nivel de servicio previsto para facilitar una mayor migración también es alto. Los países están llamados a:

“Establecer puntos de información abiertos y accesibles a lo largo de rutas migratorias relevantes que puedan derivar a los migrantes a apoyo y asesoría sensibles a los niños y sensibles al género, ofrecer oportunidades para comunicarse con representantes consulares del país de origen y poner a disposición información relevante, incluso sobre derechos humanos y libertades fundamentales, protección y asistencia adecuadas, opciones y vías para la migración regular, y posibilidades de retorno, en un idioma que la persona en cuestión entiende “.

Una vez que los migrantes han llegado a su destino elegido, los países signatarios se comprometen a:

“Proporcionar a los migrantes recién llegados información específica y accesible, sensible al género, sensible a los niños, accesible y completa, y orientación legal sobre sus derechos y obligaciones, incluido el cumplimiento de las leyes nacionales y locales, la obtención de permisos de trabajo y residencia, ajustes de estatus, registro con autoridades, acceso a la justicia para presentar quejas sobre violaciones de derechos, así como sobre acceso a servicios básicos”.

Los migrantes son, evidentemente, ciudadanos de un mundo nuevo, en el que todos los países deben acudir en ayuda de cualquiera que haya elegido viajar y residir allí por cualquier motivo. Las fronteras pueden existir en teoría, pero la ONU, que abarca a casi todos los gobiernos del mundo, está trabajando arduamente para hacer que desaparezcan en la práctica.

Los migrantes, según el acuerdo, también deben estar “facultados para lograr la inclusión total y la cohesión social” en sus nuevos países (objetivo 16). Esto significa, entre otras cosas, que los países deben:

“Promover el respeto mutuo de las culturas, tradiciones y costumbres de las comunidades de destino y de los migrantes mediante el intercambio y la implementación de las mejores prácticas en políticas, programas y actividades de integración, incluidas las formas de promover la aceptación de la diversidad y facilitar la cohesión social y la inclusión”.

Todas las culturas son iguales y deben ser igualmente respetadas. Presumiblemente, esto significa que, por ejemplo, la tradición de mutilación genital femenina (MGF), que casi todas las mujeres somalíes experimentan en Somalia, debe ser reconocida en Londres y París como merecedora de “respeto mutuo” de la misma manera que lo haría en mogadiscio

El acuerdo continúa para enumerar el trabajo que los estados deben iniciar para dar cabida a los migrantes. Deben desarrollarse “objetivos políticos nacionales sobre la inclusión de los migrantes en las sociedades, incluida la integración en el mercado laboral, la reunificación familiar, la educación, la no discriminación y la salud”. Además, el país anfitrión debe facilitar el “acceso al trabajo decente y al empleo para el cual están más calificados, de acuerdo con las demandas del mercado laboral local y nacional y el suministro de habilidades”.

En otras palabras, los migrantes recién llegados a, digamos, Europa, deberían tener los mismos derechos, o al menos muy similares, a la educación, el mercado laboral y la atención médica, como los europeos, que han trabajado arduamente y han pagado impuestos durante medio siglo para tener acceso a esas mismas cosas. Los europeos, por supuesto, tendrán que pagar todo esto con su dinero de los impuestos.

Los autores del acuerdo, evidentemente, no esperan que vaya tan bien con sus poblaciones. Un acuerdo para facilitar la migración masiva hacia países principalmente occidentales desde el resto del mundo (no hay migración de la que se pueda hablar en la dirección opuesta) puede resultar demasiado para la gente de Occidente. Por lo tanto, el acuerdo indica claramente que no se aceptará ningún desacuerdo con la agenda y que los estados signatarios trabajarán para disipar “las narrativas engañosas que generan percepciones negativas de los migrantes”.

Para hacer realidad este objetivo, los estados firmantes se comprometen primero a:

“Promover la información independiente, objetiva y de calidad de los medios de comunicación, incluida la información basada en Internet, que incluye la sensibilización y la educación de los profesionales de los medios de comunicación sobre temas relacionados con la migración y la terminología, invirtiendo en estándares de información ética y publicidad, y deteniendo la asignación de fondos públicos o apoyo material. a los medios de comunicación que promueven sistemáticamente la intolerancia, la xenofobia, el racismo y otras formas de discriminación hacia los migrantes, en pleno respeto por la libertad de los medios”. (Objetivo 17)

Este es Orwell en esteroides. ¿Casi todos los estados miembros de la ONU firmarán un acuerdo que diga que los medios de comunicación que no están de acuerdo con las políticas gubernamentales no serán elegibles para financiamiento público? Además de esto, el acuerdo afirma, de manera extraña, que se está escribiendo “en pleno respeto por la libertad de los medios de comunicación”, como si eso fuera a hacer que alguien realmente lo crea.

En segundo lugar, los estados firmantes se comprometen a:

“…eliminar todas las formas de discriminación, condenar y contrarrestar las expresiones, actos y manifestaciones de racismo, discriminación racial, violencia, xenofobia y formas conexas de intolerancia contra todos los migrantes de conformidad con el derecho internacional de los derechos humanos”. (Objetivo 17)

El acuerdo, convenientemente, no ofrece definiciones de lo que constituye “racismo” o “xenofobia” en este contexto. ¿Qué es, por ejemplo, la “intolerancia relacionada”? ¿Las críticas a las políticas migratorias de la ONU, por ejemplo, son “intolerancia”?

Originalmente, todos los estados miembros de la ONU, menos los Estados Unidos, habían aprobado el texto final del acuerdo y parecían listos para firmarlo en diciembre. Recientemente, sin embargo, más estados han anunciado que se están retirando del acuerdo.

En julio, Hungría se retiró del acuerdo. El ministro de Relaciones Exteriores de Hungría, Peter Szijjarto, lo describió como “totalmente contra los intereses de seguridad de Hungría”, y agregó:

“Este pacto representa una amenaza para el mundo desde el punto de que podría inspirar a millones [de migrantes]. Su premisa principal es que la migración es un fenómeno bueno e inevitable. Consideramos que la migración es un proceso malo, que tiene implicaciones de seguridad extremadamente graves”.

En julio, Australia también indicó que se retiraría del acuerdo, al menos en su forma actual. Según el ministro del Interior, Peter Dutton:

“No vamos a firmar un acuerdo que sacrifique nada en términos de nuestras políticas de protección fronteriza (…) No vamos a rendir nuestra soberanía. No permitiré que cuerpos no electos nos dicten a los australianos.”

En noviembre, tanto la República Checa como Polonia anunciaron que era muy probable que se retiraran del acuerdo y la presidenta croata, Kolinda Grabar-Kitarovic, escribió en una declaración que no firmaría el acuerdo. “Nuestros principios soberanos para asegurar nuestras fronteras y controlar los flujos migratorios son absolutamente nuestra prioridad”, dijo el Primer Ministro polaco Mateusz Morawiecki.

También este mes, Austria anunció que tampoco firmaría el acuerdo. “Vemos algunos puntos del pacto migratorio de manera muy crítica, como la confusión de buscar protección con la migración laboral”, dijo el canciller austriaco Sebastian Kurz.

La Unión Europea criticó inmediatamente la decisión de Austria. “Lamentamos la decisión que ha tomado el gobierno austriaco. Seguimos creyendo que la migración es un desafío global donde solo las soluciones globales y la responsabilidad global compartirán resultados”, dijo una portavoz no identificada de la Comisión Europea.

Esta es, por cierto, la misma UE que supuestamente va a estar “tomando medidas enérgicas” contra la migración. Si está “tomando medidas enérgicas” contra la migración, ¿por qué está firmando acuerdos que lo facilitarán y lo expondrán como un derecho humano?

RELACIONADOS:

 

Naciones Unidas quiere un gobierno mundial a más tardar en 2030.

 

Socios de Soros con Mastercards para entregar dinero a migrantes.

 

TRUMP DENUNCIA EL GLOBALISMO EN LA ONU Y LOS LÍDERES SE RÍEN DE ÉL.

 

La UE está más preocupada por el “populismo” que por decenas de miles de inmigrantes que llegan a España.

 

Lennon: Complejo Mesiánico y Globalismo Anti-Dios.

 

“Europa se enfrenta a una crisis de identidad impulsada por una disminución de las tasas de natalidad y la renuncia a la cultura”

 

 

Fuente:  https://www.gatestoneinstitute.org/13263/un-migration-human-right

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.